Be Geek My Friend

Daniel Matey, Ingeniero Preventa Datacenter, Microsoft

Automatizar o no automatizar, esa es la cuestión…

 

Veréis, desde que tengo Opalis en mis manos como producto de Microsoft orientado a la automatización y orquestación de procesos he pasado por varias fases:

Fase 1- El concepto: Como persona que se ha pasado años como responsable de servicio en gran empresa, la automatización no puede resultarme mas atractiva, las ventajas son inconmensurables:

  • Procesos predecibles, en calidad, tiempo y coste
  • Ejecución a cualquier hora sin necesidad de contemplar gastos extras, coordinación de guardias, etc.
  • Seguimiento meticuloso del procedimiento, la automatización no olvida meter un cambio o cerrar una incidencia
  • Trazabilidad absoluta
  • Permite focalizar los recursos del departamento en avanzar y no en la ejecución de tareas repetitivas

Fase 2- La tecnología:Tras formarme en el producto llego la euforia tecnológica, soy una persona a la que le encanta la tecnología, Opalis simplemente me pareció fantástico.

Fase 3- El negocio: Al poco tiempo me di cuenta de que la automatización tiene un punto negativo para mucha gente desde el punto de vista que lo consideran algunas veces preconcebidamente y otras con razón como algo complejo, así que llegue rápidamente a entender que si bien la tecnología de Opalis es la habilitadora gracias a su potencia y sencillez de hacer la automatización con menor coste, lo realmente clave es que el coste de cada automatización se justifique económicamente.

Para mostrároslo con un ejemplo, os cuento un caso real:

El otro día compartí unas horas con un cliente que se acerca a las 1000 VMs a paso firme y me decía, Daniel, el tema de pedir VMs lo tengo muy estandarizado y no me da mucho trabajo, ¿sabes lo que me da mucho trabajo?; las solicitudes de cambios, mas disco, mas memoria, etc.

Y es cierto:

-Me senté con el cliente y analizamos el tiempo necesario para ejecutar cada procedimiento, incluso detectamos varias mejoras a realizar en el proceso.

-El cliente tenia los deberes muy bien hechos conocía sus costes y también tenia el histórico de solicitudes del ultimo año, así que pudimos calcular cuanto le costaba a la empresa la realización de estos cambios.

Al final vimos como el coste de la automatización de estos procesos con autoservicio + orquestación se amortizaría en unos meses y que además la sensación del usuario con respecto del servicio prestado y el TTM (tiempo necesario para realizarlo) seria mucho mejor.

He quitado las cifras por respeto al cliente pero este es el grafico que hicimos, la línea azul representa el coste acumulado a lo largo de un año de las operaciones a automatizar, el punto rojo representa el coste de la automatización.

image

El retorno de la inversión de la automatización (ROI) se daba a los 2 meses y 2 semanas y solo en el primer año la inversión nos habría ahorrado ya 4.9 veces su valor.

El cliente ya esta dando los primeros pasos para alcanzar su objetivo y ahorrar dinero a su empresa, y lo que es mejor con el tiempo que van a ahorrar en la ejecución de estos proceso van a avanzar con otros aspectos de su proyecto de evolución tecnológica lo que seguro que les traerá nuevos éxitos en su carrera.

Posted: 26/3/2011 10:38 por Daniel Matey | con no comments
Archivado en: ,
Comparte este post: