Blog de Miguel Llopis

Acerca de Steve Ballmer y la diferencia abismal entre tirarle/echarle huevos

Bueno, dudo mucho que a estas alturas aún quede gente en la blogosfera que permanezca ajena al incidente sucedido el pasado lunes en Budapest (Hungría) cuando Steve Ballmer sufrió un ataque a base de lanzamiento de huevos (concretamente, tres) durante una intervención pública.

Más allá de condenar el acto (algo que ya realicé en el post de mi gran amigo Jorge Serrano) o de dar más publicidad gratuita al responsable de la agresión (quien por otra parte no merece ni un segundo de nuestro preciado tiempo, y menos aún tras haber perdido completamente las formas y la educación), me gustaría analizar un poco el contexto en que se produjo el suceso, la reacción del CEO de Microsoft y, finalmente, destacar la figura tan carismática y representativa de este hombre en la historia del gigante del software.

Lo cierto es que Steve Ballmer estaba pronunciando un discurso en la Universidad de Budapest promoviendo un acuerdo, denominado Titan, del Gobierno de Hungría con varias empresas del sector (no sólo Microsoft, sino otras grandes empresas como Cisco Systems, HP, Intel y otras tantas...). Mediante dicho acuerdo, estas empresas se encargarán de ofrecer formación a profesionales del sector IT en dicho país. Al tratarse de una charla en ambiente universitario Steve dio muestras de su humor y "buen rollo" en general con los jóvenes, preguntando al principio de la ponencia "cuántos de ellos aún tienen que hacer exámenes" y deseándoles "la mejor de las suertes"... 

Volviendo al acuerdo, que dará formación a más de 10.000 profesionales, al parecer, no debió hacer mucha gracia al personaje (por llamarlo de alguna forma) lanzador de huevos, el cual apareció portando una camiseta contraria a Microsoft y exigiendo a gritos a Steve que "devolviera el dinero del acuerdo a los contribuyentes" (personaje que, por cierto, hace bien no dedicándose al béisbol ya que no tendría ningún futuro, visto lo visto...)

Tras tirar tres huevos que no llegaron a impactar en Steve Ballmer, el personaje en cuestión fue "invitado" a abandonar la sala, después de ello Steve reanudó su discurso tras dos segundos en que pareció quedarse en "standby". La frase escogida para retomar sus palabras no pudo ser más conciliadora y simpática: "Una interrupción divertida que me ha hecho perder el hilo de la conversación..."

Una frase más para demostrar el carisma de este hombre, frase que me guardo junto a alguna otra "joyita" que le he escuchado previamente. Como, por ejemplo, en un evento interno con jóvenes becarios el pasado verano en Redmond, cuando un compañero le realizó una pregunta en la ronda de Q&A al final del discurso, dirigiéndose a él como Mr. Ballmer, y contestó: "por favor, llámame Steve... El señor Ballmer es mi padre". Por no hablar de la cercanía y entusiasmo con el que se dirigía a nosotros en privado, tras la charla, estoy seguro que sin ninguna obligación de hacerlo sino movido por su propio entusiasmo: "sóis el futuro de la informática, sóis el futuro de Microsoft..."

Creo que poco puedo decir sobre Steve que no haya dicho ya otra gente cuyo trato personal y profesional con él es más cercano, como por ejemplo la gran Rosa García cuya reflexión planteada hace unas semanas con motivo de la visita de Ballmer a España recomiendo leer a todos. Lo que sí me gustaría es destacar el caracter de liderazgo digamos "espiritual" que este hombre atesora, su gran fortaleza para ser capaz de no rendirse nunca ante las adversidades, y en general su entusiasmo y pasión por su trabajo.

Tal vez muchas de las críticas que ha recibido a raíz de algunas intervenciones suyas célebres ("developers, developers, developers..." o la más reciente "webdevelopers" del Mix '08, la cual realizó por insistencia del público, dicho sea de paso) surjan por la desgracia ajena de quien no disfruta de su trabajo y es incapaz de comprender que muchos otros sí lo hagan.

Casualmente hace unas horas se ha celebrado la final de la Champions League de fútbol, al término de la cual el Manchester ha resultado flamante ganador y he visto a la totalidad de jugadores del equipo de los "Red Devils" dar saltos de alegría, gritar, abrazarse e incluso llorar de felicidad. ¿A alguien le ha parecido extraño esto? ¿Inapropiado tal vez? Ahora bien, si lo analizamos friamente... ¿Acaso dichos jugadores no son trabajadores de una empresa festejando un buen resultado? Esto es, ¿acaso no se trata de una situación similar a la de Steve Ballmer en otras ocasiones? Con un matiz adicional, Steve sería esa persona que en caso de formar parte de la plantilla del Chelsea (desgraciadamente perdedor hoy, lástima que no pudiera haber dos campeones) estaría animando a sus compañeros, convencido de que remontarán el vuelo pronto y confiado en su potencial.

Sin duda Steve Ballmer es, a su manera, un gran deportista; deportista de la vida ("un deporte muy duro", según Aquarius). Y, ¿por qué no decirlo? También un ganador nato. Creo que queda claro con esta historia quién tira huevos y quien le echa huevos ;-)

Go Steve!

Posted: 22/5/2008 2:11 por Miguel LLopis | con 9 comment(s) |
Comparte este post:

Comentarios

Carlos Zanini ha opinado:

Nunca entendí a las personas que tienen a otros por ídolos. De todas maneras, y no queriendo ser parte de los que "estan a favor de tirar huevos a otra persona" creo que como en todos los casos tenemos que conocer muy bien el contexto para opinar. Si no, es otra opinión más sin fundamentos y no sirve de nada.

Quizás habría que conocer el "porqué" del accionar de esa persona al tirar los huevos aunque si de por medio está el gobierno de CUALQUIER pais no hace falta ser muy vivo para imaginar o adelantar que el negocio se lo lleva el que más cantidad de dinero en coimas pone. Discutir o negar esto último sería negar una realidad mundial.

Yo tampoco indagué sobre este tema porque la verdad es que me importa muy poco, como tambien me importa poco que le tiren huevos, tortas o una tostadora eléctrica a Steve ballmer.

Pero bueno, todos siempre quedamos "políticamente bien" en condenar estos "actos" (y por eso se bloguea sobre eso, ya que la finalidad de todo blog es la autopropaganda), pero a veces cometemos el error de no ver las dos caras de la moneda. Y de nuevo lo digo, yo tampoco me preocupé en verlas ya que,.. hay cosas mucho más importantes.

Un saludo

# May 22, 2008 4:40 AM

Jorge Serrano ha opinado:

Hola Carlos, en mi opinión, el fin NUNCA justifica los medios aunque hubiese razones.

La verdad absoluta pocas o raras veces la conocemos en cualquier ámbito de la vida.

No creo que escribiendo sobre esto se trate de quedar "políticamente bien" en condenar estos "actos" o de hacer autopropaganda, se trata simplemente de criticar la violencia para preotestar o defender una determinada idea y contar la experiencia de cada uno sobre el tema (Miguel su experiencia, yo la mía, etc).

Como decía al final de mi blog al hablar de esa noticia a la que Miguel hace referencia, ideas sí, pero con educación y respeto siempre.

Creo que esa frase resume y dice todo.

# May 22, 2008 6:56 AM

fernando ha opinado:

Jorge, yo si creo que este post es "autopropaganda". Si fuera únicamente para condenar los hechos, era suficiente su comentario en el otro blog.

# May 22, 2008 7:34 AM

Toni Recio ha opinado:

Yo en el tema huevos estoy totalmente de acuerdo, tanto con lo expuesto por Miguel, como lo que ya expuso Jorge, pero no quería dejar de escapar el tema del símil futbolístico.

Yo soy de los que he criticado las formas del hijo del Sr. Ballmer en más de una ocasión, lo que no significa que cuestione sus dotes de liderazgo y las aptitudes para dirgir una empresa como MS, tan sólo creo que una persona de su posición debe tener más recursos "escénicos" que los que podría mostrar un jugador de la premiere inglesa.

En mi opinión usa unos recursos demasiado primarios. Un hombre de su posición, en el contexto empresarial del que hablamos, debe ser capaz de hacer levantar a una audiencia de jóvenes con recursos mucho más sutiles. Me imagino que cuando trate temas con ministros o presidentes de bancos, no se pone a correr de un lado a otro, pero no debemos olvidar que es un personaje público, y que la imagen que proyecta en un evento concreto, se proyecta en muchas ocasiones más hayá del auditorio del momento.

Si quieres otro simil, este mucho más desacertado... :P Es como quien prefieres que et cuente un chiste, ¿Chuiquito o Eugenio? Los dos grandes humoristas, pero yo me quedo con Eugenio, no lo dudes! ;)

# May 22, 2008 8:55 AM

Hernan ha opinado:

Hermano lo apoyo 100%, eso no sea hace, las discusiones se resuelven con palabras y ideas no con esos gestos estupidos

# May 22, 2008 5:30 PM

Miguel LLopis ha opinado:

@Carlos:

No se trata de idolatrar, ni mucho menos. Simplemente traté de lanzar una reflexión acerca del comportamiento tras la agresión, algo sobre lo que, creo, nadie había reflexionado y sin embargo me parece muy interesante. Es muy útil fijarse en este tipo de personajes "mediáticos" ya que las cosas en torno a ellos, los sucesos, gestos o palabras tienden a magnificarse ya sea para bien como para mal.

La reflexión consecuente de ello sería que cada uno de nosotros se planteara cómo habría reaccionado él mismo en dicha situación y, de esto último, extraer conclusiones acerca de cómo liderar sabiendo mantener la compostura o cómo tener "tablas" ante una audiencia.

La reacción tan "fría" (cualquier otro en su lugar probablemente no habría finalizado el discurso, y menos aún en un tono distendido como si nada hubiera pasado) demuestra también hasta qué punto el comportamiento de este hombre es estudiado y, por ello, acciones como las que Toni critica queda demostrado que son fruto de una simple aplicación de principios de liderazgo y de cómo dirigirse a un auditorio compuesto por decenas de miles de personas.

La mayoría de las veces no hay que quedarse en el hecho, conviene mirar más allá señores.

Un saludo

# May 25, 2008 4:11 AM

jdm ha opinado:

Buen temple en momentos dificiles marcan la diferencia entre un profesional o no.

# September 5, 2008 5:48 PM