Winter is coming

No, no voy a hablar sobre Juego de Tronos ni sobre ninguna otra serie de televisión. Tras el título de este artículo se esconde la noticia que más me ha costado dar en toda mi carrera profesional: después de 10 años trabajando para Spenta (o Beezy) he decidido dar por terminada esta etapa y comenzar una nueva en otra empresa, y en otro país.

No puedo hacer más que dar las gracias por haber tenido el privilegio de formar parte de la familia Spentana durante tanto tiempo. Ahí he podido compartir momentos con profesionales de un nivel altísimo de los cuales podría decir que he aprendido todo lo que hoy sé. Y si a nivel profesional queda fuera de toda duda el talento que ha habido, hay y habrá en la compañía habida cuenta de los éxitos que se han cosechado a lo largo de todos estos años, tengo que decir, para quien no lo sepa, que la calidad personal del equipo humano de Spenta supera con creces sus habilidades profesionales.

La pregunta que os haréis muchos es: http://www.youtube.com/watch?v=weMfQGVFEKQ

La verdad es que es muy difícil responder a esta pregunta. Durante estos 10 años de relación profesional ha habido momentos de todo tipo pero, en general, han sido momentos tan buenos como duros. Se ha trabajado muy fuerte para tirar hacia adelante ciertos proyectos y estos últimos 3 años especialmente, cuando nos embarcamos en la aventura de crear un producto de la nada y convertirlo en lo que hoy está considerados por muchos la mejor red social corporativa construida sobre SharePoint. Ya no trabajo para Spenta así que no es publicidad, realmente lo creo. Y, ahora que el producto está acabado, ahora que se empiezan a cosechar los resultados de tantos años de sacrificios ¿me voy?. Las razones son varias y aquí os voy a poner alguna de ellas.

  1. La principal razón que me ha llevado a tomar esta decisión es que siempre he tenido la necesidad personal de tener una aventura en el extranjero. En el año 2007 estuve una temporada en Londres, pero no era realmente lo que estaba buscando. Desde entonces he tenido siempre esta idea en la cabeza y, unas veces por falta de valor, otras por falta de autorización expresa de la jefa (muaks) y otras por compromiso con mi trabajo, siempre había acabado desestimando todas las oportunidades. Hasta ahora.
  2. Otra razón muy importante para mí ha sido el darme cuenta que no estaba aportando lo que yo querría aportar a Spenta. En el pasado creo (o quiero creer) que fui una pieza importante en el desarrollo de la compañía. Ahora había llegado un momento en el que mi capacidad de aportar valor se había visto muy menguada. No es que la empresa no me diera cancha para crecer en una u otra dirección, ha sido más bien que yo no me he visto capacitado para asumir un cambio de rol más orientado a la gestión y, a nivel técnico, honestamente creo que todo funcionaba igual si yo estaba o si yo dejaba de estar. Vamos, se puede decir que he hecho un “Puyol” en toda regla.
  3. Quizá se puede decir que es circunstancial, pero el momento que está viviendo este país ha ayudado mucho a tomar esta decisión. Si antes tenía curiosidad por irme al extranjero, ahora mismo la sensación es que tenía necesidad de irme. Seguro que vaya donde vaya me voy a encontrar con situaciones que no me gusten, pero lo de este país es para mear y no echar gota. Y como no entiendo de política no voy a elaborar más este asunto. Si alguno de vosotros quiere, no tendré ningún inconveniente en hablar sobre este asunto con todo detalle delante de una cocacola.

Más adelante iré escribiendo sobre mis aventuras en el extranjero, pero como adelanto os diré que me voy a una consultora con su sede principal en Ginebra y que seguiré vinculado al mundo SharePoint. No os libraréis de mí tan fácilmente.

¿Qué espero de esta experiencia? A decir verdad, nada. Bastante duro es dejar atrás amigos, familia, un trabajo cojonudo y una ciudad en la que me encanta vivir. De momento me conformo con integrarme rápidamente, mejorar mi inglés y aprender algo de francés. Una vez cumpla esos primeros objetivos, ya me plantearé cosas más ambiciosas.

En fin, seguiremos en contacto porque seguiré escribiendo en este blog (espero que con mayor frecuencia que estos útimos meses) y porque seguiré participando en la medida de mis posibilidades en eventos de comunidad. Para empezar, a muchos espero veros en Mayo en la European SharePoint Conference de Barcelona.

A más ver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *