Si no funciona, cámbiele el nombre y véndalo de nuevo (2)

Hace ya más de un año que escribí algo sobre el SharePoint Designer (http://blogs.clearscreen.com/skunkworks/archive/2006/01/21/2693.aspx), pero no me aguanto las ganas de volver a escribir algo sobre el tema.


Para los que no andan muy metidos en el mundo de SharePoint, les cuento que hace años existió un producto de Microsoft que consiguió todos los premios que se le pueden conceder al software malo: un Oscar a la peor producción, un Emmy al peor rendimiento y un premio Nobel al peor producto que ninguna compañía en todo el mundo alguna vez ha programado. Ese producto tenía el infame nombre de FrontPage, y para quitarse el estigma de encima, y no molestar a los 3 inútiles que lo utilizaban regularmente, Microsoft le cambio el nombre a “SharePoint Designer”, y nos lo está metiendo por las narices como LA herramienta para trabajar con SharePoint.


Con la versión pasada de SharePoint y FrontPage Microsoft ya había empezado a caminar por el mal camino con este producto. Si tenias deseos de arruinar una instalación de SharePoint de uno de esos clientes molestos que no hacen más que quejarse sin pagar un centavo, les aconsejabas que utilizaran FrontPage para hacer los cambios que querían. Luego, a los seis meses o algo así, cuando te volvían a llamar para quejarse (por supuesto) de que el sistema no funcionaba, simplemente les decías que qué querían, si se habían cargado todo el asunto con FrontPage… perfecto…


Ahora, con la nueva versión de Frontp… perdón del SharePoint Designer, el camino sigue tortuoso y mal pavimentado. Ya no solamente se pueden arruinar Sitios (“Ghost” y “UnGhost”, se acuerdan?), sino que también se pueden masacrar Paginas Maestras.


Esta semana tenía que hacer un par de Paginas Maestras para un nuevo proyecto de MOSS, y, por eso de darle una segundo oportunidad a todo el mundo, me dio por ver cómo funcionaba el asunto con el Designer. Hasta ahora, era poco lo que había hecho con Paginas Maestras para SharePoint 2007, solamente un par de cambios por aquí y por allá a la pagina por defecto; pero ahora se trataba de crear un Layout desde cero y completamente diferente al diseño por defecto de MOSS. Lleno de buenos deseos comencé a usar el Designer, y la primera impresión fue: arrancar el programa una vez por día, pues cuando lo inicias, te puedes ir a tomar café, porque se demora media hora en cargar. Y se come la mitad de la memoria del servidor, así que si lo utilizas, olvídate de usarlo junto con Visual Studio o algo por el estilo…


Pero bueno, la idea era dejar los prejuicios a un lado, y darle la oportunidad al producto de mostrar lo que podía. Después de tomar el café correspondiente, la impresión siguiente fue: hmmmm… yo no soy un gran amigo de programas wysiwyg, pero este no parece tan malo… puedes seleccionar algo en la pantalla grafica, y te lo señala en el código… puedes cambiar cosas en un lado y en el otro y todo se sincroniza bien… no está mal…


La sorpresa vino cuando aplique los cambios en un Sitio de SharePoint: no se parecía ni remotamente con lo que mostraba el Designer. Cuando quieres usar Paginas Maestras en SharePoint, primero tienes que subir la pagina a una Librería especial en el sistema, y desde este momento MOSS comienza a utilizar la copia de la Base de Datos, no la copia física (el Designer modifica la copia virtual). Así que mi siguiente paso fue crear una copia física de regreso para buscar que era lo que no funcionaba. La segunda sorpresa fue aun mejor: una Pagina Maestra original de 17 Kb se había convertido en 82 Kb después de ser modificada por el Designer. Y cuando la abrí con un editor ASCII, la sorpresa fue aun mejor: el código estaba absolutamente lleno de código extraño que probablemente el Designer necesita para hacer todos los trucos del wysiwig…


La reacción después de media hora fue inmediata, y no muy difícil de imaginar. A la basura con este desastre. Alguien que intente crear código de una manera un poquito decente no utiliza basura de este tipo. Punto. Ya no solamente puedes arruinar la presentación de SharePoint técnicamente, sino también físicamente.


Las Paginas Maestras del susodicho proyecto fueron hechas finalmente en dos días, con un editor común y corriente (EditPlus, mi favorito), y a mano limpia, como los puros machos. Lo único aburrido de hacerlo de esta forma es que cada vez que modificas algo en la Pagina Maestra tienes que hacer cuatro cosas para poder ver los cambios en pantalla: pasar el Sitio a la Pagina Maestra por defecto, eliminar tu pagina de la galería, volverla a subir a la galería, y volverla a acoplar al Sitio. Como buen desarrollador, me hice en diez minutos un programita que hace todo el trabajo usando solamente un botón: el “Master Page Refresher”. Para los que quieran trabajar con Paginas Maestras como se debe, pueden bajar el programa del sitio de SkunkWorks directamente (http://www.gavd.net/servers/sharepointv3/spsv3_item.aspx?top=5&itm=426).


Al final, solo me queda repetir las últimas palabras del pasado artículo sobre el tema, por eso de que todavía siguen siendo verdaderas: “Es como dice un amigo mío: ‘si eres mal programador, te cambian el titulo a ‘Director de Proyecto’ y te suben el sueldo, así que tenemos que hacer más errores cuando estamos programando…’. A FrontPage le cambiaron el titulo, no tengo ni idea si le aumentaron el sueldo.”


Gustavo – http://www.gavd.net/servers/
Escriba un Comentario que me haga reir…

Un comentario en “Si no funciona, cámbiele el nombre y véndalo de nuevo (2)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *