Música en Windows Phone 8: suficiente, pero necesita mejorar

ATENCIÓN: Este artículo está obsoleto. Todo lo que se cuenta en él ya está muy superado por las nuevas versiones del sistema operativo y del software que se menciona. Lee la nueva versión de Septiembre de 2014 de este artículo: “Música en Windows Phone 8.1: sin ningún problema“.

Se deja este artículo antiguo aquí por histórico, pero ya no es válido.

¡No sigas leyendo! 🙂

Spotify-on-Lumia-920Para terminar con esta serie que he comenzado sobre mi cambio de iPhone a Windows Phone 8 voy a comentar mi experiencia personal respecto a la música con mi Nokia Lumia 920.

Una de las funciones principales para mi en un teléfono es la de poder oír música. Antes de nada he de comentar mis necesidades particulares en lo que a música en un móvil se refiere, que puede que no coincidan para nada con las tuyas, en cuyo caso tu experiencia puede variar sustancialmente respecto a la mía:

  • Música off-line: El motivo es que solo suelo escuchar música en mis ratos libres lejos del ordenador, y mientras estoy en transporte, es decir, de casa al trabajo en el coche, en los aviones, etc… En mis (escasas) vacaciones procuro no tener buena conexión cerca, sino no desconecto jamás (nunca mejor dicho). Por ello la necesidad de tener la música disponible mientras no tengo conexión es fundamental.
  • Spotify: soy fiel suscriptor de Spotify prácticamente desde que salió, así que llevo varios años pagando religiosamente los 9,99€ mensuales que cuesta. Lo malo es que si dejo de pagarlos me quedo sin música. Lo bueno es que en estos años he creado mis listas con cientos y cientos de canciones cuidadosamente seleccionadas, por lo que tener Spotify off-line en la plataforma móvil que utilice es indispensable.
  • Podcasts: para mi los podcast son también básicos. Aparte de escuchar música seleccionada por mi en Spotify, me gusta mucho descubrir nuevos temas cada semana siguiendo los podcast de algunos músicos o programas radiofónicos sobre todo americanos o europeos. También escucho programas hablados como el Vergecast, pero sobre todo música (si no, no desconecto nunca).

Entonces, la plataforma móvil que use debe darme unos mínimos en estos tres aspectos o no me servirá, y no estoy dispuesto a ir con dos aparatos encima: el móvil y uno para música.

Los dos primeros están relacionados, así que hablaré sobre ellos en un segundo, pero antes…

XBox Music y Nokia Music

Antes de nada he de decir que no me planteo XBox Music ni Nokia Music como una opción adecuada para mi ahora mismo. Y eso que ambos te permiten escuchar música gratuitamente en streaming, y en el caso de XBox Music se sincroniza con mis dispositivos de sobremesa y tableta con Windows 8. El precio mensual de XBox Music Pass es como el de Spotify pero además te permite descargar las canciones, lo cual es sensacional si más adelante decides dejar de pagar el servicio (o eso entiendo al leer las condiciones, pero no lo he probado. Que me corrija alguien si no es así). Yo con Spotify me quedo sin música si dejo de pagarlo, así que a priori me convendría pasarme a XBox Music Pass.

Si no lo hago es por dos cuestiones fundamentales:

  1. Me costaría mucho trabajo volver a replicar mis listas de Spotify en el nuevo servicio. Hoy por hoy ni me lo planteo.
  2. La interfaz de usuario del producto, tanto de la versión “Modern” como la versión para Windows Phone, es liosa, innecesariamente compleja y dificulta la creación de listas, la búsqueda ágil de canciones, grupos o álbumes. Me horroriza, vamos. A pesar de que la interfaz de Spotify para Windows Phone también deja mucho que desear, la prefiero sin duda.

Quizá cuando mejoren la interfaz ostensiblemente, me den más control sobre qué cosas exactamente quiero sincronizar y con qué calidad, y quizá si baja el precio me podría plantear usar XBox Music. Mientras tanto, lo siento pero no.

Es una lástima que se cargaran tan rápido Zune. La aplicación de escritorio le daba cien vueltas a la aplicación “Modern” y a pesar de sus muchos defectos era mucho más fácil de manejar y más efectiva para clasificar tu música.

Quizá si tú no tienes la misma “base instalada” de música que yo y partes más de cero lo puedas probar y te resulte útil. Hoy por hoy para mi no lo es. Hasta tal punto que lo quité de los Live Tiles de mi teléfono, hasta que más adelante me di cuenta de que la necesitaría quiera o no y la tuve que volver a colocar. En breve explico por qué…

En cuanto a Nokia Music, también te deja ecuchar música gratis en Streaming

Spotify para Windows Phone 8

Por suerte existe Spotify para Windows Phone 8. Es gratuito pero para poder sacarle partido off-line necesitas disponer de una cuenta premium (que es el motivo por el que yo la tengo). Esto no es algo de WP8, sino que es necesario en cualquier plataforma móvil que utilices Spotify: o pagas o no hay música sin conexión.

Cuando intenté pasarme a Windows Phone 7.5 “Mango” durante unos meses, uno de los motivos que me llevó a dejar el teléfono y volverme a iPhone en exclusiva fue precisamente la mala calidad de la aplicación de Spotify. Aparte de dejarte colgado muchas veces con las listas off-line, que en ocasiones decía que no podía reproducir, tenía un problema gordísimo con el Bluetooth del coche, que es donde más lo utilizo: cada vez que detenías el coche y se desconectaba no volvía a funcionar por Bluetooth nunca más. La única forma de solucionarlo era reiniciando el teléfono. Un desastre que al final hacía que lo dejase de usar.

La nueva versión para Windows Phone 8 no es que haya mejorado una barbaridad, pero al menos lo más gordo sí lo ha solucionado. Cumple su cometido de manera muy justa, sobre todo si la comparas con la versión para otras plataformas móviles y especialmente con la versión de iPhone, pero tienes a mano todas tus listas y puedes reproducirlas off-line.

La interfaz es mucho menos intuitiva que la de iOS. Para meter una canción en la cola debes pulsar sobre ella durante un segundo y elegir “Añadir a la cola” (en iOS basta con deslizar el dedo horizontalmente y ya tienes todas las opciones), el cambio entre una vista y otra es muy complicado y debes pulsar “atrás” repetidas veces o acertarle con el dedo a un enanísimo botón de “Now playing” que apenas se ve y cuesta acertar. Un desaguisado total. Encima mientras reproduces no puedes ver los datos relacionados con el grupo o la lista completa de canciones de ese álbum. Tiene menos ajustes que en la versión para iOS. Y sobre todo, lo que más me disgusta, es que no hay forma de adelantar o darle para atrás a una canción durante unos segundos. En iOS basta con arrastrar el dedo sobre la línea temporal de la canción para moverte a donde quieras. En Windows Phone ni siquiera existe la opción de dejar pulsado el botón “Siguiente” un segundo para conseguir un “Fast forward” 🙁

Finalmente para acabar de rematarlo, en muchas ocasiones se da el mismo problema que tenía la versión para Windows Phone 7.5: al entrar en las listas de música sin conexión te dice que no están sincronizadas y no te deja escucharlas, aunque en realidad sí que lo estén. Lo bueno en este caso es que es fácil de solucionar: basta con abandonar completamente la aplicación dándole a la flecha de “Atrás”  del teléfono hasta que salgas por completo de la app, y luego volver a entrar y generalmente se arreglan, así que no te quedas tirado en un viaje largo, como ya me pasó con WP7.5 (para gran disgusto y cabreo).

También consume en mi opinión mucha más batería de lo que debiera, sobre todo si lo comparas con el programa nativo de música que puedes usar durante bastante tiempo sin que apenas baje la batería nada.

He de decir que todo esto es culpa de Spotify, no del sistema operativo, y es una pena que no se tomen más en serio a los clientes de plataformas menos extendidas como WP8.

Aún así, al menos, no tengo grandes problemas para disfrutar de mi música favorita en el teléfono, por lo que le podemos dar un suficiente. Eso sí, la gente de Spotify debería ponerse las pilas y hacer un cabio radical en la calidad de sus desarrollos para Windows Phone 8 si valoran en algo a la gente que pagamos religiosamente sus servicios todos los meses.

Podcasts

Esta parte sí que me resulta especialmente surrealista.

El Nokia Lumia 920 que tengo actualmente lo estrené mientras estaba en EEUU. Una de las primeras cosas que hice fue suscribirme en XBox Music a los principales Podcasts que sigo. Estaba muy satisfecho porque estaban todos: no tuve que echar de menos ningún Podcast que tuviera en el iPhone y que no estuviese para Windows Phone 8, así que genial.

El problema es que en España no funcionan.

Al empezar a usar el móvil en España descubrí con desagrado que no se me sincronizaban nuevos números de los podcast a los que estaba suscrito. En algunos casos me decía que no había nuevos números cuando yo sabía perfectamente que no era así, y en otros casos se sincronizaban números antiquísimos, de hace más de un año y que obviamente no me interesaban nada. Lo más sorprendente es que además ya no tenía la categoría “Podcasts” en la tienda del teléfono, y no podía buscar nuevos a los que suscribirme como ya había hecho antes.

Al principio pensé que era un problema de mi configuración, que quizá había marcado mal alguna opción o algo. Pero luego descubrí que el problema era otro:

PodcastsOnlyUS

Según se indica en la propia página de Microsoft sobre cómo obtener podcasts, éstos sólo están disponibles en los EEUU 🙁

Pero ¿por qué? Imagino que será por algún problema de licencias, pero no me lo explico ya que el 99% de los podcasts son gratuitos y estoy seguro de que sus autores estarían encantados de que Microsoft te dejara suscribirte en cualquier lugar del mundo. Es más: es paradójico porque algunos de los podcast que escucho son europeos (por ejemplo de música electrónica de países nórdicos u Holanda) y en USA los puedo escuchar pero en Europa no 🙁

La primera solución que se me ocurrió fue, obviamente, buscar alguna aplicación para escuchar Podcasts en la AppStore. Olvídalo. Las he probado literalmente todas. Y no hay ni una que se salve. O son muy malas o no reproducen off-line. Y la mayoría fallan como una escopeta de feria, por lo que no he encontrado ninguna opción viable (menos mal que las de pago las dejan probar primero). Quizá la más decente pero que tampoco he conseguido que funcione apropiadamente sea “Podcasts!”, pero no he conseguido que me guarde los podcasts para reproducción off-line. Una desgracia.

¿Cómo lo podemos solucionar?

La solución te la da la propia Microsoft, pero vas a flipar: ¡te arrojan directamente en los brazos de la competencia diciéndote que uses iTunes y sincronices!

WTF? Como lo oyes.

Lo más lamentable del asunto es que desde que con iOS 5 no era necesario iTunes para sincronizar el teléfono me libré con gran alegría de esa aberración del software que te imponía Apple. Y ahora, justo cuando llevaba años sin iTunes instalado, me veo obligado a instalarlo por culpa de Microsoft. Increíble.

Lo bueno es que la versión más reciente de iTunes es mucho mejor que las horribles versiones que tenían antes, y se la ve mucho más ligera.

Así que lo que tienes que hacer para disfrutar de tus Podcast favoritos en tu Windows Phone 8 es:

  1. Instalar Apple iTunes en tu equipo de sobremesa o portátil.
  2. Suscribirte en iTunes a tus podcast favoritos y mantenerlos sincronizados.
  3. Instalar el software de sincronización de Windows Phone 8 (que por cierto aún sigue en “Preview” cinco meses después de lanzar la plataforma. Microsoft, ¿a qué esperas para ponerte las pilas?).
  4. Elegir la opción de sincronizar con iTunes y marcar sincronización de los Podcast.
  5. Conectar el teléfono al ordenador de vez en cuando y ejecutar la aplicación anterior para que sincronice.
  6. Escucha los podcasts desde el apartado “Podcasts” de la aplicación de música nativa del teléfono.

La mayor pega es que ahora tengo que ser disciplinado y conectar de vez en cuando el teléfono al ordenador para sincronizarlo, en lugar de recibir los nuevos podcast directamente por Wifi. Si estoy de viaje y no tengo mi ordenador a mano, me quedo sin actualizaciones.

Además hay otra pega menor: no se visualizan las carátulas de los podcast, por lo que todos tienen el mismo aspecto, que es un rectángulo gris, y cuesta distinguirlos de un golpe de vista cuando los abres rápido. Además en la app de podcasts de iOS los podcast podían ir cambiando la carátula a medida que avanzaban, mostrando por ejemplo la canción actual o información adicional sobre ésta, algo que de lo que carece la aplicación de música de WP8, ni siquiera cuando estás en EEUU y te bajas los podcast por wifi (que si muestran la carátula, pero no cambia).

En resumen: se pueden escuchar los podcast sin problema, pero no es sencillo ni directo. Una verdadera lástima que la hayan fastidiado en un detalles como este.

Radio FM

Los teléfonos con Windows Phone 7 tenían obligatoriamente que llevar un chip para radio FM de modo que con los cascos puestos se podía escuchar la radio fácilmente. En Windows Phone 8 el sistema operativo no soporta los sintonizadores de radio, así que da igual que tu teléfono lo tenga: es como si no existiera.

De hecho es curioso pero por lo visto los Lumia llevan todos integrado un sintonizador de radio, pero hoy por hoy da igual porque no está soportado. Sin embargo se ha revelado hace poco que Microsoft y Nokia están trabajando en una actualización que devolverá esta capacidad a los terminales.

A mi personalmente me da igual pues jamás he utilizado la radio en el móvil y de hecho, salvo para despertarme por las mañanas, nunca escucho la radio comercial. Pero me consta que para mucha gente sí es algo importante (sobre todo en páises en donde el 3G no es muy barato y además es lento por lo que escuchar música en streaming es prohibitivo), así que por eso lo comento aquí.

Detallitos tontos que molestan

Para terminar, y dado que estoy “rajando” de lo lindo sobre este aspecto del teléfono, voy a comentar algunas cosas relacionadas que me molestan bastante y que se deberían mejorar:

  • Volumen con el control integrado de los auriculares: Tengo unos auriculares (de los de introducir en el oído) muy buenos Sennheiser que llevan integrados los controles de reproducción en el cable. Desde ese control puedo pausar o retomar la reproducción, moverme hacia adelante o hacia atrás, coger una llamada y hablar si me llaman o incluso lanzar un reto vocal para hacer una llamada. Es súper útil cuando vas por la calle caminando ya que así no tienes que sacar el teléfono para nada. Todo esto funciona muy bien con el Lumia 920. Sin embargo a pesar de que los auriculares tienen dos botones específicos para controlar el volumen, el Lumia hace caso omiso de ellos por lo que siempre debes recurrir a los botones hardware para cambiarlo. En iPhone funcionan perfectamente, así que entiendo que el sistema operativo de Microsoft es el que no recoge la señal apropiada y actúa en consecuencia. Parece algo muy fácil de hacer, así que imagino que o bien se les ha “escapado” el detalle o hay por el medio algún tipo de patente o licencia y no pueden hacerlo. En cualquier caso  es un detalle molesto.
  • Whatsapp como aplicación musical: cada vez que abres Whatsapp para ver un mensaje considera que el servicio de mensajería es un programa multimedia y te pone en la aplicación “Musica” a Whatsapp como canción actualmente en reproducción (“Now paying”. WTF?
  • Pérdida de punto actual al cabo de un rato: si estás escuchando música y detienes la reproducción cerrando la aplicación, al cabo de un rato (no sé decir cuánto, dependerá supongo de la memoria libre y cosas por el estilo) el sistema operativo lo cierra y no puedes simplemente darle al volumen para que salgan los controles multimedia y pulsar el “Play”. Ello te obliga a abrir de nuevo el programa y reanudar desde él la reproducción. Si elprograma está mal hecho como es el caso de Spotify significa que además pierdes la lista de reproducción que tuvieras y vuelves a empezar con una nueva 🙁
  • No poder usar los altavoces para iPhone: esto no es culpa de MIcrosoft, sino de Apple. Yo ya tenía una cierta inversión hecha en altavoces base para iPhone, de modo que llegaba a casa y ponía el teléfono en la base y podía escuchar música con una altísima calidad, y al mismo tiempo se me cargaba el móvil. Sensacional. El caso es que como todos estos aparatos llevan el conector alargado de iPohne y están pensados para este teléfono, ahora no puedo sacarles el mismo partido y tengo que pinchar el teléfono con un cable de audio normal, al auxiliar. En uno de los dos que tengo (un Phillips de menor calidad) no puedo conseguir un volumen tan alto como con el iPhone y en el otro (un JBL bueno y bastante caro), no puedo usar el mando a distancia para controlar la reproducción, teniendo que ir y hacerlo con el teléfono. En ninguno de los dos casos puedo cargar el móvil con la base. Claro que si me hubiera cambiado a un iPhone 5 me pasaría lo mismo puesto que le han cambiado el conector (ahí los de Apple la han fastidiado pero bien). Insisto, no es culpa del teléfono, pero es algo que ha cambiado para peor al cambiarme al Lumia 920.

Una par de cosas buenas a destacar

No todas van a ser cosas malas. También las hay buenas:

  • Los altavoces: los altavoces integrados del Lumia 920 están muy bien. Evidentemente no son como los de un equipo Hi-Fi, pero hacen muy bien su función. Desde luego infinitamente mejor que los de un iPhone. Para empezar son estéreo (en iPhone es un único altavoz mono) pero es que además son capaces de dar una potencia sonora decente. De hecho, por ejemplo, los puedes llevar puestos con el teléfono en el salpicadero del coche para escuchar música por la autopista sin que te moleste el ruido y puedas tener una experiencia decente aunque no tengas bluetooth. Con el iPhone eso es imposible pues el ruido de los neumáticos en el asfalto a alta velocidad o la lluvia no te dejan oír casi nada. En eso he ganado mucho pues en mi coche “grande” de salir de la ciudad no tengo Bluetooth y no podía escuchar música con el iPhone.´
  • Actúa como disco duro externo: cuando pinchas el iPhone al ordenador lo único que puedes hacer es leer las fotos que tengas dentro, pero nada más y mucho menos copiar algo al teléfono. Con Windows Phone 8 el teléfono actúa como un disco duro USB normal por lo que si quieres copiar en él música directamente en un formato soportado (MP3, WMA) sólo tienes que arrastrarlo. De hecho puedes arrastar cualquier tipo de archivo, incluso de Office, para verlo con la aplicación apropiada. Esto es una gran ventaja.

En resumen

Aunque estoy muy contento con Windows Phone 8 en el apartado de la música se limita a cumplir mis requisitos por los pelos y es la parte que menos contento me tiene. Necesita mejorar sustancialmente, aunque no todo depende de Microsoft (Spotify, ¿me estás oyendo?).

Con el Lumia 920 no tengo problema para escuchar la música de la manera a la que estaba acostumbrado, pero me da más trabajo (sobre todo con los Podcasts) y tiene algunos inconvenientes respecto al iPhone. Todavía tienen que mejorar bastante y esperemos que lo hagan en los próximos meses.

¡Espero que te resulte útil!

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *