Migración de valor en el sector de las TIC

MSApple

Google

Actualmente estamos viviendo un momento muy interesante en el sector de las TIC a nivel mundial. Tenemos grandes categorías dentro de este sector donde los principales operadores están luchando directamente, entrando cada uno en el terreno del otro, siendo plenamente consciente de que en el futuro próximo, para estar en la foto de quién manda en las TIC, hay que estar bien posicionado en el mayor número de esas categorías posibles. Quedaron atrás los años donde se rehuía la lucha cuerpo a cuerpo y se respetaban mercados.

Es por esto que Microsoft, por ejemplo, pierde casi 1000 millones de dólares al trimestre en su esfuerzo por ser un gran operador del mercado de Internet, con su principal apuesta, Bing. Los de Redmond saben que Internet es un gran mercado en el que hay que tener una fuerte presencia, sí o sí, en los próximos lustros, por eso invierten parte de los pingües beneficios que le reportan sus otras unidades de negocio en intentar penetrar en este mercado, cosa que no ha conseguido hasta la fecha, dicho sea de paso.

A día de hoy, los mercados que, probablemente, son más interesantes en cuanto a crecimiento actual y futuro en las TIC son el de Internet en general, desde las búsquedas a las redes sociales, el Cloud Computing en todas sus variedades y los dispositivos móviles, desde smartphones a tablets pasando por los híbridos y gadgets exóticos que ya empiezan a aparecer. Estos tres mercados son estratégicos a día de hoy para las empresas que pretendan ser dominantes en el futuro próximo de las TIC.

VS1

Llama la atención, si analizamos los tres mercados anteriores, que ninguno de ellos es el de los sistemas operativos para PC, donde Microsoft ejerce una hegemonía casi absoluta, hecho que explica algunos de los movimientos recientes de la compañía, como veremos en seguida. Pero antes, y sólo a modo de resumen no exhaustivo, repasemos algo de lo que ha estado pasando en alguno de estos mercados recientemente y cómo han chocado, cuerpo a cuerpo, las empresas que aspiran a dominarlos:

Estos hechos, centrados principalmente en el mercado de la tecnología móvil (a excepción del caso de HP, que parece haberse equivocado de ola de migración de valor un par de décadas), muestran claramente como los grandes operadores de las TIC consideran estratégico tener una cuota significativa del pastel de los dispositivos móviles en el futuro. Es decir, se está produciendo una clara migración de valor desde el mercado de los PC hacia el de los dispositivos móviles. Microsoft lo sabe, Apple lo sabe y Google lo sabe (todos los demás también lo saben, otra cosa es que estén en condiciones de poder hacer algo relevante, salvo alguna excepción muy notable).

Ante este panorama, con las ventas de PC bajando un 1% (aún hay mucho momento de inercia) y con expectativas de crecimiento en las tablets del 213%, Microsoft sabe que es “ahora o nunca” cuando tiene que jugar sus cartas e intentar moverse a donde está migrando el valor, es decir, ordeñar bien la vaca de los PC y la ofimática e invertir muy agresivamente en Cloud Computing, dispositivos móviles e Internet. Y eso es exactamente lo que está haciendo.

Tras haberse dejado comer terreno de forma casi sorprendente, por la gran pasividad demostrada, con los dispositivos móviles y Windows Mobile, y teniendo que arrancar de nuevo desde cero en ese mercado con Windows Phone, Microsoft tiene meridianamente claro que si no logra una cuota de mercado muy relevante en smartphones y tablets en el futuro próximo, su hegemonía va a empezar a erosionarse, como lo hizo la de IBM en los 80 al no entender que el valor no estaba en el PC, sino en el software del PC. En aquella oleada de migración de valor, los de Redmond entendieron perfectamente el cambio, y fue aquella época la que cimentó la compañía que es hoy Microsoft. Pero los tiempos y las necesidades cambian constantemente, con lo que una empresa que lo hizo bien hace 30 años no tiene por qué saber hacerlo bien hoy, ante nuevos cambios de valor. VS2

Es precisamente por esto que parece un acierto, a nivel estratégico, el planteamiento de Microsoft respecto a Windows 8: si no tienes fuerza en el mercado móvil pero necesitas urgentemente entrar en él de manera importante, porque de ello en buena parte dependerá la posición de tu compañía en el futuro, ¿qué puedes hacer? Pues aprovechar en lo que aún eres dominador y arrastrar al usuario desde ahí hacia el nuevo lugar donde quieres posicionarte. Esto es, conseguir que la gigantesca base de usuarios que usan Windows cada día vean a Windows Phone (su interfaz, la experiencia de usuario), tanto en tablets como en smartphones, como “lo inevitable”.

Por tanto, y leído en este sentido, no sorprende para nada la nueva interfaz gráfica de Windows 8, Metro puro y duro. Microsoft intentará atraer a sus usuarios hacia la elección de Windows Phone como sistema operativo en smartphones y de Windows 8 en tablets y PC porque resulte simplemente “evidente”, más fácil, cómodo y homogéneo utilizar y entender Metro en todos los dispositivos. Una estrategia que parece bien planteada por parte de Microsoft, y planteada a tiempo, cuando todavía tiene una posición tan dominante en el mundo del PC que puede proponer un órdago de este tipo, antes de que su posición se erosione y no tenga tal efecto de arrastre.

El futuro dirá si estos movimientos darán el resultado que esperan en Redmond, pero desde luego es una partida inteligentemente diseñada. Por supuesto, mucho dependerá de lo que hagan el resto de operadores que, como hemos visto, están de todo menos inactivos, con lo que los próximos meses y años van a ser muy interesantes en el mundo de las TIC, con batallas igual de interesantes librándose en el campo tecnológico que en el de la estrategia empresarial.

4 comentarios en “Migración de valor en el sector de las TIC”

  1. Buen artículo, en mi opinión, Microsoft llega bastante tarde, Android e IPhone le han ganado la batalla de largo, difícilmente recuperará esas cuotas de mercado, los usuarios de estas plataformas cada vez están más contentos y los efectos de largos años con Windows Mobile han hecho que muchos no se planteen siquiera volver a confiar en Microsoft para un Sistema Operativo móvil, parece que Nokia no termina de asentarse, problemas con las baterías y otros están ralentizando su expansión.

    Es interesante el movimiento que van a hacer con Windows 8, veremos si los usuarios de PC cambiaremos finalmente a pantallas táctiles y tablets, está claro que Windows 8 con un pc no aportara prácticamente nada.

    También hay que pensar que Microsoft ha dado giros vertiginosos cuando lo ha necesitado, véase Excel vs Lotus 123, Word & WordPerfect, Netscape vs Explorar, Microsoft Network vs Internet, etc. Increíblemente en su día logro dar un giro total a toda su estrategia y ponerse a la cabeza, y no siempre con el mejor producto, es curioso el mundo del software.

    Lo que parece claro es que el futuro está en Internet, Azure, Office 365, Bing, y otros servicios demuestran la apuesta clara de Microsoft.

    En cualquier caso deberán aprender de sus errores, aquí los desarrolladores somos una pieza clave, seremos nosotros y los usuarios, los que finalmente decidamos que plataforma es mejor plataforma.

    Un saludo.

  2. Gracias Juan, y de acuerdo contigo en que Microsoft llega tarde a un cambio en el mercado que los grandes operadores deberían percibir, anticipar en la medida de lo posible, o al menos reaccionar rápido cuando ya es evidente, por su propia salud.

    Sin embargo, el mercado de los smartphones es un mercado tremendamente inmaduro y en plena expansión, creciendo a tasas muy altas año a año, con lo cual, hay mucho espacio todavía y mucho trozo de tarta que repartir. En eso están precisamente estos operadores, pero vendrán más, este mercado no se quedará con un número tan bajo de compañías relevantes, la tarta es demasiado golosa.

    Es por eso que Microsoft, pese a llegar tarde a juicio de alguien que sigue el mundo de la tecnología, lo cual no se puede discutir, realmente llega en un momento en el que pasan dos cosas fundamentales: gran parte del mercado móvil no es de smartphones, sino de móviles clásicos y el mercado de los smartphones crece a un ritmo elevado, y todo indica que va a seguir haciéndolo. Uniendo ambas cuestiones, cualquier empresa sabe que puede competir por que los nuevos usuarios usen su sistema y no el de los competidores, ahí es donde está su mejor apuesta. Los early adopters perciben el mercado como existente hace mucho tiempo, pero los usuarios “masivos” aún están por llegar precisamente en masa. Hacer que los usuarios ya fidelizados por otras marcas cambien será más difícil para Windows Phone, pero vendrán muchos nuevos, ahí se libra la principal batalla y ahí es donde encaja que, a partir de Windows 8, Microsoft quiera hacer ver a todo el que quede por incorporarse al mercado smart(phone o tablet) que la alternativa “evidente” es Microsoft, quien le provee en su PC y, por tanto, le puede ofrecer una experiencia de usuario homogénea en todos sus dispositivos.

    Esa es una parte de la película que protagoniza Microsoft, la otra es ver qué le dejan hacer los otros actores (los que ya están y los que vendrán), porque seguro que van atacar de una manera muy vehemente, no todos los días aparecen nuevos mercados de miles de millones de euros en volumen.

    Un saludo.

  3. Muy buen artículo!
    Yo tampoco creo que Microsoft llegue tarde a los dispositivos móviles. De hecho, creo que la estrategia que está siguiendo es la misma de siempre: Esperar a que se disipen algunas dudas y se aclaren las tendencias, sacar un producto, que aunque no sea el mejor del mercado puede apoyarse en la fuerza de la compañía, mejorarlo continuamente y “presionar” al mercado para que lo adopte.
    Ya lo hemos visto en otros productos: Windows Server, Office, Internet Explorer, .net Framework, Silverlight, etc., y no me cabe duda que ahora lo veremos también con Windows Mobile.

  4. Muy buen artículo!
    Yo tampoco creo que Microsoft llegue tarde a los dispositivos móviles. De hecho, creo que la estrategia que está siguiendo es la misma de siempre: Esperar a que se disipen algunas dudas y se aclaren las tendencias, sacar un producto, que aunque no sea el mejor del mercado puede apoyarse en la fuerza de la compañía, mejorarlo continuamente y “presionar” al mercado para que lo adopte.
    Ya lo hemos visto en otros productos: Windows Server, Office, Internet Explorer, .net Framework, Silverlight, etc., y no me cabe duda que ahora lo veremos también con Windows 8 y los tablets.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *