Pocas mujeres programando

Termino de leer el artículo de Martin Fowler: DiversityImbalance y la verdad es que no estoy de acuerdo con lo que sugiere ese post. Al parecer Fowler piensa que la razón de la bajísima proporción de mujeres programadoras se debe a que estas son excluidas por un sistema algo prejuicioso sobre las capacidades o inclinaciones de las mujeres.

Que la falta de mujeres programadoras es un problema grave, es algo evidente, al igual que lo es el hecho de que en una industria, en la que la necesidad de encontrar nuevos talentos se acrecienta día a día, solo se cuente con la mitad de la población (la masculina). También estoy de acuerdo en que este desbalance daña nuestra profesión, y en cierto punto nuestra reputación.

Ahora bien, lo que realmente me sorprende es que el desbalance se produce principalmente en el rubro programación y no tanto así en otros muy próximos como Testing, Business Analysis, UI Design o Project Management. Es decir, estamos rodeados de mujeres pero difícilmente nos sentamos al lado de una. Por esta razón, y siguiendo el pensamiento de Fowler, me pregunto ¿será que la gente de Testing, los analistas funcionales, los diseñadores de interfaces de usuario y los gerentes de proyecto son menos prejuiciosos que los programadores? ¡Por supuesto que no!

Yo estudié en la Universidad Tecnológica Nacional (Argentina) en donde todas las carreras son técnicas y entre ellas, las carreras con mayor número de mujeres eran ingeniería de sistemas e ingeniería química pero en otras carreras como mecánica, electromecánica, industrial, metalúrgica, civil y otras que no recuerdo, los muchachos se sentían afortunados si en alguna de las materias encontraban una chica. ¿Estoy siendo lo suficientemente claro?

Una situación similar, aunque a la inversa, se puede observar (al menos en mi provincia) en las carreras en las que predominan las mujeres como son los casos de las carreras de lenguas, odontología, psicología, recursos humanos entre otras. ¿Pero por qué sucede esto? ¿Será que existen prejuicios sobre las capacidades de los varones en esas carreras? ¿O quizás no tengan las aptitudes necesarias?.

Este desbalance ocurre no solo en lo que a programación se refiere sino que es común a muchas profesiones o actividades, no obstante es curioso que del número total de mujeres en las empresas de desarrollo de software muy pocas se dediquen a programar. Entonces es aquí en donde el terreno se puede volver algo escabroso. Entiendo que independientemente de la cultura, existe cierta presión social tanto sobre hombres como sobre mujeres que condicionan de cierto modo sutil, aunque poderoso, la elección de las profesiones y/o actividades que cada cual puede desempeñar y es quizás por eso que parezca natural observar grandes desbalances en carreras fuertemente técnica y tradicionalmente reservada a los hombres (como por ejemplo: ingeniería metalúrgica) y lo mismo sucede con aquellas en las que históricamente han sido reservadas para las mujeres (ejemplo: enfermería).

Mi hipótesis es que socialmente la programación es vista como un trabajo reservado para los hombres y esa visión es fuerza suficiente para producir el obvio desbalance que vivimos diariamente en nuestras empresas. Por esa razón es que entiendo que la manera más eficaz para reducir este desbalance es trabajar para cambiar esa percepción social y de ese modo lograr que más y más mujeres se interesen por esta pasión que es programar. Entonces, manos a la obra!

Sin categoría

3 thoughts on “Pocas mujeres programando

  1. No creo que sean prejuicios. Hasta el siglo XIX la mujer estuvo sometida y tenía muy pocos derechos. Cuando se emancipo, para combatir el machismo se dijo que todos éramos iguales. Y ni una cosa ni otra. Hay capacidades que se dan más en los hombres y capacidades que se dan más en mujeres (que no quiero decir que hay capacidades que solo tienen los hombres y capacidades que solo tienen las mujeres).
    El trabajo de desarrollo es un trabajo solitario (se pasan muchas horas con tigo mismo, aunque puedes ser parte de un equipo). Y eso la mayoría de las mujeres lo llevan muy mal. Ellas necesitan interactuar más con otras personas. Tienen más capacidad de empatía. Por eso hay muchas más enfermeras que enfermeros.

  2. No se si seran prejuicios o costumbres que se han venido heredando desde hace tiempo, pero noto que en trabajos muy viejos (como la carpintería) los principales trabajadores han sido “típìcamente” hombres, y creo que las mujeres mismas han desechado esos trabajos como “viables” por una costumbre que venimos heredando. Sin embargo considero que ellas tienen toda la capacidad para realizar “cualquier” trabajo que un hombre realiza hoy en día.

    Por otra parte, no se por que pasa esto con la programación. Se que no es tan vieja como la “carpintería” (por ejemplo), pero noto que la programación es muy poco atractiva para las mujeres, es decir, casi no les llama la atención.

    Personalmente trabajo con una compañera mujer que programa y tengo una hermana que estudia para ser desarrolladora. Espero que esto del “machismo” en la programación sea algo que ya va de salida.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *