El "status social" de un empleado de Microsoft Corp en Redmond

Hola amig@s,


Llevaba un par de meses experimentando la sensación de ser bien tratado por parte de todo el mundo en EEUU y, en especial, en Redmond, cuando mi interlocutor era consciente de mi empleo en Microsoft. Los ejemplos son tan variados como el pedir comida en un restaurante cercano al Campus, coger un taxi o “shuttle” para desplazarte de un edificio a otro, pasar el control de inmigración al entrar o salir del país, hacer gestiones en el banco… Toda esa serie de cosas son comprensibles, y tampoco tienen nada de emocionante. No obstante, me acaba de pasar algo un tanto fuera de lo normal (al menos para mí).


Eran alrededor de las 10 de la noche en Redmond y tras cenar en casa me he dispuesto a volver a mi despacho a trabajar y terminar asuntillos pendientes… De modo que me monté en mi coche y me dirigí a nuestro Campus. Hacia la mitad del trayecto, apareció en mi retrovisor un coche de la policía de Redmond, el cual me siguió durante aproximadamente un kilómetro hasta que me detuve en un semáforo en rojo. En ese momento, encendió las luces rojas y azules y me hice señas para que me detuviera. Cosa que hice, por supuesto. El agente se bajó de su coche y caminó hacia el mío. El diálogo fue algo parecido a esto (lo que recuerdo y voy traduciendo del inglés):



Agente: Buenas noches


Yo: Buenas noches, ¿qué sucede?


Agente: He observado que su matrícula está caducada. ¿Podría mostrarme la documentación de su vehículo, su carnet de conducir y su identificación?


Yo: Por supuesto, aquí la tiene.


Agente: (Poniendo cara rara al ver un montón de folios de Avis, un pasaporte español y un carné de conducir sellado en Alicante) ¿Este coche es suyo?


Yo: No, es de Avis. Lo tengo alquilado desde hace algo mas de dos meses.


Agente: La matrícula es de California, ¿lo alquiló usted allí?


Yo: No, me lo dieron en el aeropuerto de Seattle.


Agente: La matrícula está caducada, debería haber acudido a la oficina de Avis para actualizar dicha información. ¿De dónde es usted?


Yo: De España.


Agente: ¿Cuánto tiempo lleva usted aquí? (A estas alturas de la conversación, habían aparecido dos coches patrulla más, uno en la parte de detrás y otra en la delantera de mi coche).


Yo: Desde principios de Julio, como puede ver usted en mi visado de trabajo.


Agente: ¿Para qué empresa trabaja usted?


Yo: Microsoft. La gestión del alquiler del vehículo corrió a cargo de mi empresa.


Agente: Déjeme ir a mi vehículo a verificar sus datos (se fue a su vehículo y habló por espacio de un par de minutos con los otros 3 agentes que había presentes… Después, volvió con paso firme y decidido hasta mi coche).


Yo: ¿Está todo en orden agente?


Agente: Sí, perdone la confusión. Cuando tenga ocasión, notifique a la persona que gestionó el alquiler que la matrícula ha expirado. Conduzca con cuidado y tenga una buena noche.


Yo: Gracias, usted también.


 Creo que sobran los comentarios [:)]

8 comentarios en “El "status social" de un empleado de Microsoft Corp en Redmond”

  1. Great Miguel.

    A veces pasas nervios, sobre todo cuando te rodean de coches de policía, pero esas anécdotas las recordarás toda la vida.

    Yo tengo las mías de cuando viví en Irlanda. Por ejemplo, no trabajaba en Microsoft y tampoco fue con la policía, pero sí el banco. Bastaba decir dónde trabajaba y salvo una pequeña y lógica verificación de quien era, a partir de ahí todo OK y a la primera.

    Curiosidades que las recordarás siempre como te decía. 🙂

  2. yo siempre los hacía correr un poco (cuando no tenía licencia por la edad :$), creo que eso les molestaba, jejeje, y como dice Jorge, esos anéctodas recordarás toda la vida :).

    Saludos crack!

  3. Hola Miguel,

    En una situación idéntica a la tuya (pegatina de la matrícula pasada de fecha) el agente que se había llevado mi carné a su coche para comprobar mis datos por la radio tardaba mucho en volver. De repente apareció otro coche patrulla del que salió otro poli con la mano en la pistola. No llegó a sacarla pero estaba claro que estaba dando cobertura a su compañero. Por fin, el primer policía se acercó a mi coche para pedirme que saliera enseñando las manos. Me explicó muy educadamente que estaban buscando a un delincuente que tenía mi mismo nombre y que tenían que hacer algunas comprobaciones. Yo ya me veía en comisaría. Pero no, la cosa fue bastante más sencilla: la persona buscada tenía supuestamente un tatuaje en el brazo derecho y me bastó enseñarles el mío para que me dejaran marchar, eso, sí, bastante acojonado. Como decís, una anécdota que no olvidaré.

  4. jajaja muy buena anécdota, quizás no se note pero sip, en el mundo muchos se dejan llevar por cosas como el apellido, el trabajo, el título, pero pasan cosas graciosas verdad! Tengo 23 años y una larga carrera de experiencia laboral, cuando la cuento, nadie me cree, hasta que me ve en algún foro o alguna noticia y de ahi se me pegan como mejores amigos. jajaja

  5. A mi un dia la policia me paro junto con dos amigos, y nos hizo un test de alcoholemia.

    Hasta aqui todo normal…solo que la cosa cambia cuando os digo que los tres ibamos caminando tranquilamente a las 8 de la tarde.

    También la cosa sigue cambiando cuando os digo que al final reconocen que nos hacen todo esto por que nos vieron reirnos antes de pararnos, y que nadie se rie de la policia.

    El final fue muy lamentable, cuando yo les pedi el numero de placa, entonces a mi no me dijeron nada, pero a un amigo mio le cachearon de arriba a abajo, y casi le llevan a comisaria con amenazas de carcel y demás.

    Al final se marcharon tan tranquilos, eso si, nos fastidiaron el dia de juerga.l….y eso que no habiamos tomado nada aun.

    Un saludo. Carlos.

  6. Joer, con la cara de buen hombre que tu tienes tio… Hay que ser tonto para pararte por ahi.

    Ahora que si ibas con el terrorista de Pakito ya estaria justificado…

    Nos vemos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *