Mitos y realidades sobre SOA

Existe una gran cantidad de mitos y de conceptos erróneos sobre SOA. Algunos de ellos fruto de definiciones un tanto vagas sobre el término, otros son fruto de una excesiva proximidad de quien estudia SOA con arquitecturas SOA y tecnologías concretas, lo cual provoca la pérdida de perspectiva global y, con ello, la distorsión del concepto.


La siguiente tabla refleja algunos de estos mitos y su correcta puntualización y significado:



























Mito Realidad
SOA es una tecnología

 


SOA es una filosofía de diseño independiente de cualquier compañía, producto, tecnología o tendencia de la industria. Ninguna empresa será capaz de ofrecer una solución SOA completa ya que SOA precisa de la combinación de diversas tecnologías y empresas. Tomar la decisión de destinar toda una inversión en la solución SOA de una única empresa es de por sí un error que hace que dicha inversión carezca de sentido.


 

SOA necesita del uso de Web Services

 


Una arquitectura SOA puede ser implementada mediante el uso de Web Services, pero los Web Services no son un elemento imprescindible a la hora de implementar SOA.


 

SOA es un concepto nuevo y revolucionario

 


EDI, CORBA y DCOM son algunos ejemplos de tecnologías cuyos conceptos fundamentales se basan también en la Orientación a Servicios.


 

SOA garantiza el alineamiento entre IT y procesos de negocio en una empresa.

 


SOA no es una metodología.


 

El uso de una arquitectura SOA documentada y que previamente ha sido usada por otras empresas reduce los riesgos de implementación del proyecto.

 


No existen dos arquitecturas SOA idénticas. Una arquitectura SOA que funcione para otra empresa no es garantía suficiente para dar por hecho que hará triunfar a la nuestra si la calcamos.


 

Para implantar SOA es imprescindible realizar una completa revisión de nuestras tecnologías y procesos de negocio.

 


Una buena implantación SOA debe ser incremental y construirse sobre las bases previas, de modo que no suponga una ruptura sino una mejora gradual.


 

Debemos implantar una arquitectura SOA

 


SOA es un medio, no un fin en sí misma. Deberemos implantar SOA si y sólo si es realmente necesario y si supone una ventaja competitiva sobre nuestros sistemas actuales, bien porque optimice algunos de nuestros procesos actuales o porque haga posible la implantación de otros nuevos que desde una perspectiva de análisis de negocio hemos considerado necesarios.


 


De este y otros temas tendremos ocasión de debatir en la próxima reunión de Gusenet. Espero que sean de vuestro interés.

3 comentarios en “Mitos y realidades sobre SOA”

  1. Considero que los conceptos descritos anteriormente son muy vagos y son buenas practicas que la simple lógica nos indica, y que se pueden aplicar a cualquier aspecto del proceso de desarrollo.

    Lo comento ya que a la larga leyendo todo el post no me dice nada y me deja con más dudas que respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *