¿Qué tipo de informático eres?

Cuando trabajas con gente, de este gremio en concreto (aunque es aplicable a muchos otros), te das cuenta que hay gente de todo tipo: altos, bajos, guapos, simpáticos, frios, amables, meticulosos, solitarios… Pero cuando agrupamos aún mas a la gente (en mi opinión), tenemos a dos grandes grupos…

Grupo de los “busca vidas”: Es gente autodidacta, que les gusta investigar y a la vez que programan tienen preparado el google, el msdn, codeproject, codeplex… y cuando les surge una duda, consulta, investiga, busca una segunda opción, por lo general, comprueba que el método que acaba de escribir es optimo o incluso antes de escribir una funcionalidad, se da unas vueltas por la red buscando lo que tiene que hacer, (no vaya a ser que ya esté hecho), repasan y comentan el código a la vez que piensan en la siguiente tarea. Interpretan la labor de programar como un “arte”, en el que cada trozo de código adquiere una parte de ellos, lo ven como una forma mas de expresión, justificando las decisiones que toman, aportando comentarios en el código (aquí he utilizado una función recursiva por que mejora el rendimiento, bal bla bla). Que, a veces, cuando llegan a casa siguen pensando en la resolución del problema, que no solo se limitan a programar, a cumplir, sino que buscan la manera de mejorar, de innovar, pero lo mas importante de todo esto, es que este tipo de programador, aporta un valor añadido fundamental en los desarrollos, la calidad.

Grupo de los “Esqueeee”: Les suele caracterizar la parsimonia y la apatía, generalmente son gente desmotivada, que no les gusta demasiado su trabajo y carecen de vocación. Cuando se encuentran un problema, que no está en su guión de trabajo habitual, les identifica la frase: “Es que eso no se puede hacer” o “Es que no sé como hacerlo (pero tampoco me he molestado en buscar como)”. Solamente ven líneas de código, no piensan, solo programan, están convencidos de que solo hay una manera de hacer las cosas, la mas rápida. Es gente que les tienen que dar apoyo constante al desarrollo y no mejoran su actitud con la experiencia adquirida. Generalmente es necesario explicarles el problema, orientarles y guiarles hasta la solución. Ven su trabajo como una cadena de producción, en la cual, únicamente, tienen que cumplir sus 8 horas diarias y esperar el ingreso a final de mes, sin preocuparse demasiado de la calidad del desarrollo, solo lo justo, solo cumplir “Yo hago lo que me mandan…”. No dan valor añadido al desarrollo, solo programan, mecanizan instrucciones, líneas de código, limitándose al requisito 36 del documento de requisitos, ¡sin mas! y ¿para que van a hacer mas? Les van a pagar lo mismo.

Una vez definidos, a mi modo de ver, estos grupos, quiero aclarar y puntualizar que esto no es siempre así, que las cosas no son o blancas o negras, que cada persona tiene características y cualidades diferentes a otras, que cada uno somos de nuestro padre y nuestra madre y que hay muchas factores que nos caracterizan, por no hablar de los estados de ánimo, que es al final, lo que define las acciones de las personas. No quiero que nadie me ubique de racista, machista o generalista por hacer 2 grandes agrupaciones, es solo una opinión, un pensamiento, una idea que seguro… si pensáis un poco, vais a identificar dentro de estos grupos al 80% de la gente con la que trabajáis.

¡Bien! Una vez dicho esto tenemos que hacer examen de conciencia, ver donde estamos, hacia donde vamos y hacia donde queremos ir, es necesario preguntarnos que, si ahora mismo nuestros ideales, son los mismos que en nuestro primer día de trabajo… y si cuando empezamos en este mundo, nos identificábamos con un grupo, no nos estaremos desviando hacia otro (el lado oscuro de la fuerza 😉 ), o incluso, si tenemos compañeros de trabajo que han cambiado de grupo ¿cual es el motivo? ¿El síndrome del funcionario?

Y para terminar… recomendar este artículo a todo oveja descarriada, que no piense que el desarrollo es un arte… ¡que corra hacia la luz!

¡¡¡Vamos a cambiar el mundo!!!

7 comentarios en “¿Qué tipo de informático eres?”

  1. Comprendo tu artículo, pero me parece que podrías haber elaborado un más.

    Es bien interesante el tema, pero como tu mismo lo dices, no todo es blanco y negro, y en este caso, eso es aún más evidente.

    Hay, según mi experiencia, más clasificaciones evidentes, por nombrar algunas:

    – Ortodoxos: Programadores prolijos, eficientes pero sin ánimos de innovación que son especialistas en su área y no quieren ni les interesa cambiar su lenguaje, arquitectura, motor de datos, IDE o lo que sea (o todo lo anterior). Algunos extremistas incluso harán todo lo posible por criticar “las nuevas vías”

    – Distraídos: Personajes que hacen investigación, documentación y código, pero siempre terminan haciendo horas extras o fallando en los plazos debido a que se distraen en infinidad de cosas anexas al trabajo de oficina (conversaciones, teléfono, chat, etc)

    Y ya me dio pereza continuar, pero tu post me da la idea que lo escribiste con rabia contra alguien y luego te diste cuenta que había que suavizarlo, pero no consideraste que era un tema entretenido y que podía ser elaborado y discutido.

    Bueno, demás está decir que si hice el comentario es porque quise aportar un granito de arena y no quedarme sólo con la crítica. =)

    Saludos.

  2. Si, con esos 2 grupos mas que comentas cubríriamos casi el 100% de los informáticos. En absoluto tengo rabia contra nadie, ni nada que se le parezca, ¡no no! (La rabia no existe en mi “IList Dictionary”) No trato de crear polémica, ni tampoco de suavizarlo… lo que quiero expresar es que la calidad del desarrollo está asociado al valor añadido que aportan las personas, a sus ideales e inquietudes, a la ilusión, a la vocación… y por supuesto animar, ilusionar, siempre tratar de mejorar y advertir que el lado oscuro está ahí fuera, en la calle, día a día, … que no nos desviemos de la luz y que vamos a intentar hacer las cosas bien!!

  3. Hay un problema también, Miguel, y es que un desarrollador puede pertenecer al primer grupo que has mencionado… pero con el tiempo… y condicionado sin duda por las empresas en las que va trabajando, se va dejando deslizar hacia las pantanosas aguas del segundo grupo, el de la apatía, la falta de motivación, la sensación de que todo lo que aportas es sólo un componente más de la aplicación, que al fin y al cabo a quien manda, los jefes, les trae al pairo que hayas creado una auténtica obra maestra de la algoritmia.

    Por lo tanto, con el tiempo, te vas dando cuenta de que da igual si has hecho un desarrollo digno del mejor manual de los paradigmas OOP, o si es código spaghetti con todos los antipatrones incluidos.

    Total, como bien dices, vas a cobrar igual…

  4. Jeje, estimado miau, es evidente que informático no es igual a programador, pero este artículo se identifica mejor con la figura del programador, aunque es perfectamente aplicable a, como es tu caso, un tester o ingeniero de pruebas, no obstante, como digo al principio del artículo, esta identificación se puede dar también en otros oficios… ummm, se me ocurre un carpintero, un mecánico… ¿no crees?

  5. Es bastante acertada tu “división” de los programadores en dos clases. Pero te olvidas de lo más importante – fundamental en la calidad – e imprescindible en este mundo de la informática. La calidad comienza en el análisis de requisitos, punto primero y fundamental del desarrollo de aplicaciones. Sea cual sea tu ciclo de desarrollo: tradicional, en V, en espiral (añade los que quieras) el análisis de requisitos inicia el desarrollo de una aplicación. Si se producen errores de bulto (es decir falta de calidad) en este análisis ya podrás hacer el análisis funcional, técnico, detallado mejor del mundo y la programación y las pruebas (unitarias, integradas,…) mejores y sin errores. EL resultado NUNCA SATISFARÁ AL CLIENTE, porque no cubrirá sus expectativas. Además solventar un error en la toma de requisitos supone “echar atrás” todo el trabaja realizado desde aquella. Por lo tanto la CALIDAD comienza ahí y si que hay varios tipos de analistas… no sólo son de esos dos tipos

  6. Estoy completamente de acuerdo contigo en que la piedra angular de un software de calidad es una buena captura de requisitos, pero ese no era el objetivo del post. El objetivo del post era hacer entender a la gente, que esta profesión, y en especial al rol del programador, que requiere ciertas características humanas como son la motivación, la inquietud, el interés, la vocación, etc… y que si no tienes estas cualidades dificilmente aportarás calidad al desarrollo.

    Gracias por tu comentario!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *