Amazon espía lo que lees y encima te borra los libros

Casi nada. Pero antes los enlaces:

Vergüenza ajena me da, de verdad. Veamos un poco los detalles.

Este fin de semana me he despertado con la noticia de que Amazon había borrado dos libros de George Orwell desde los Kindle de los usuarios, es decir, sin comerlo ni beberlo, si habías comprado cierta versión en inglés de Rebelión en la Granja o de 1984, de repente descubrías que tus libros y tus anotaciones ya no estaban ni en tu aparato ni en tu zona de descarga.

Así a bote pronto parece una judería hijoputada [asias, Dubitador] hecha por la NSA o el gobierno americano, pero no, sin dejar de serlo, tiene su justificación, al menos por parte de Amazon.

Resulta que Amazon dispone de una plataforma para que los editores suban los libros a la tienda, una forma automática de poner contenidos a la venta, y se supone que esos editores han de tener todas las cosas en regla, pero ha ocurrido que el editor de las dos novelas no tenía los derechos adecuados (vamos, que se trataba de una edición pirata en toda regla), y Amazon, en cuanto ha sido advertida de ello, ni corta ni perezosa, ha retirado ambos libros de todos los Kindle y ha procedido a devolver el dinero (menos mal).

El hecho de que sean dos libros incómodos para el Establishment, que cada vez se parece más al que Orwell cita en sus novelas, es incidental y anecdótico, o al menos eso quieren hacernos creer. Personalmente entiendo que es así, que simplemente se trata de una coincidencia. Es lo razonable.

Lo que no es razonable es que hayan entrado en tu casa y te hayan robado. Porque eso es lo que han hecho. El equivalente sería que la guardia civil hubiera entrado a tu casa a llevarse tu copia de El Jueves con la princesa a cuatro patas y el príncipe empujando… sin orden judicial y sin respetar ningún otro derecho. Y que encima recogieran todas las notas que pudieras tener sobre la revista, que es lo que han hecho con el libro.

Esto es malo, muy malo. Cuando al poderoso le interesa se pasa por el forro de los cojones las leyes que conforman estas pseudodemocracias en las que vivimos. En España, con la excusa del mal gusto, secuestraron una publicación (como en los peores tiempos de Franco, que se dice pronto); al menos allí ha sido una empresa a la que seguro le van a pegar un buen palo, o eso espero y quiero creer. De todos modos, como allí la respuesta sea igual que la de aquí, arreglados vamos. Nos ponemos de culo con los pantalones bajados y esperamos a que nos entren, sin protestar. Como la princesa, vamos, pero sin gusto y sin que nos den una pasta por la enculada.

Según entiendo, la forma correcta de actuar en el caso de Amazon hubiera sido la de retirar de la venta el libro, y que el editor pirata se entienda con el propietario de los derechos, como ocurre cuando se trata de material impreso, pero eso de entrar en tu casa a llevarse el libro sin tu permiso, aunque te devuelvan el dinero y encima te borren todas tus anotaciones…

Pero la cosa no termina ahí, no. Si las noticias del fin de semana en relación al Kindle hubieran sido esas, pues bueno, son cosas que pasan, pero todavía hay más. Lo podéis leer en el primer enlace.

AMAZON ESPÍA TODO LO QUE LEES

Como lo oyes, tú. Escalofríos de terror orwelliano me recorren la espalda. Periódicamente envía un log de los libros abiertos, las lecturas hechas, cuando navegas por tu biblioteca, todo. Como si en tu biblioteca y en tu sillón de leer hubiera una cámara. Yo al menos me he quedado de piedra, completamente helado. ¿Pero qué cojones se han creído esos desgraciados? Menos mal que el amigo EBS ha publicado la forma para dejar de enviar datos a Amazon, cosa que podéis leer en el primer enlace.

Siento no explicarlo yo aquí, pero el tema es peliagudo si no eres ducho en Linux, y si lo eres, con las explicaciones del enlace te bastarán. De todos modos, si sacan un parche formal, lo diré por aquí.

Además, desde España, siempre que no vayamos a USA y actualicemos, estamos seguros.

6 comentarios en “Amazon espía lo que lees y encima te borra los libros”

  1. Los libros de Amazon funcionan de otra forma. Cada lector tiene un PID (código único) que Amazon asocia cuando compras un libro y el fichero que te bajas sólo se abre con ese PID. Si el libro “caduca” la única forma es que entren por el teléfono del aparato y te lo borren.

    De todos modos es algo que personalmente no me asusta en lo más mínimo. Aparte de poderle quitar el DRM sin problemas, con tener el teléfono del aparato apagado basta.

    Y si se ponen farrucos se hackea y se le quita el módulo del teléfono y listo.

    Y si todavía se ponen más farrucos se hackea al completo y se sustituye el visor y el lector y que lo busquen.

  2. [Comentario de Dubitator, que me ha pedido que lo modifique, pero como solo puedo borrar el comentario, lo borro y creo este, que es el mismo que él ha puesto con la corrección]:

    Hmmm

    ¿No le habria sido mucho mas sencillo a Amazon meramente cambiar la clave de cada libro, o revocarla? Lo de entrar y borrar los libros suena feisimo y delictivo, pero anular la clave, no sé. Quizas haya que leer la letra pequeña del contrato y descubrir que lo que venden no es una copia sino una licencia de lectura, similar a la licencia de uso que se ha popularizado con el software. Un e-libro bajo DRM se me antoja que se diferencia poquisimo de un software.

    En el caso del software las licencias no caducan, o puede que si, pero en cualquier caso es facil volver obsoleto un software creando una version mas moderna e incompatible con la anterior.

  3. pues es increíble .. además si van a entrar a mi casa, que aprovechen y ordenen un poco que está todo muy desordenado, sino entrar para molestar no sirve pa’ná :S

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *