Hemos leído: Windows Internals 5ª Edición

No sé si es que la memoria me falla, o que tiempos antiguos fueron mejores o que simplemente he mezclado dos libros, pero lo cierto es que este libro me ha reportado más desilusiones que ilusiones. Recuerdo haber leído ediciones anteriores (la cuarta seguro que no), aunque en mi biblioteca física –la de los libros en papel, vamos-, sólo veo el de Helen Custer, que fue, si de nuevo las meninges no me engañan, el primero o la precuela de la serie. Pero lo que no recuerdo es que fuera tan políticamente correcto, y eso es lo que me ha defraudado de este.

Porque en el libro no viene nada que no esté documentado en el DDK, el SDK u otra documentación emitida por Microsoft, lo único es que, aquí, está todo reunido de una forma más o menos coherente, organizada y en papel.

Es evidente que intentar explicar en un libro –aunque sea de más de 1200 páginas- el funcionamiento de un sistema operativo que tiene más de cincuenta millones de líneas de código es tarea imposible.

Lo que no esperaba es que fuera tan políticamente correcto, tan formalmente estudiado para no resultar inadecuado, ya que seguro muchas de las cosas que se cuentan en él no son tal y como se han presentado, o se han omitido. Y estoy seguro de ello, porque en algunas secciones hay huecos y cosas que no están del todo explicadas. Si bien se pueden deber al desconocimiento de los autores, o al recorte de páginas, el texto podría haber sido más fluido. Hay secciones enteras que no son más que un mero recitamiento en plan loro de lo aprendido, en lugar de resultar un continuo coherente. Y de hecho, hay partes que no las he leído por aburridas, pesadas y por apuntar a ser un mero listado de características tal y como se pueden encontrar en una documentación oficial.

Y como muestra de lo omitido, un botón: ¿Se fragmenta el registro de Windows?, escrito en este mismo blog. Pues bien, hay muchas secciones así, que te dejan con la palabra en la boca, como si sólo te hubieran contado lo que han querido…

No obstante esas pegas, que pueden enteramente deberse a mi mismo y a que no aceptaría la invitación a un club que me aceptara como socio (parafraseando del mala manera al insigne Groucho), el libro debe ser una gozada para muchos administradores y algunos programadores, ya que te explica muchas cosas que de otro modo quedarían al aire o como interpretación de un curso de sistemas operativos 101.

Así mismo, en aquellos casos en los que pienses que el problema no está en tu código o tu script, puedes bucear dentro de las estructuras internas de Windows (allá donde el libro las explica, que no es en muchos sitios, la verdad) para descubrir dónde te has equivocado tras muchas horas de investigar donde no era.

Y poco más que contar, si quieres ver qué trae el libro por dentro, pues te das un voltio por Amazon y miras el índice.

Un comentario en “Hemos leído: Windows Internals 5ª Edición”

  1. Rafael, recuerdo un libro tremendo de principios de los 90, “the Uncovered Windows”, donde recogían datos que hoy serían muy básicos para desarrollar. En tiempos de Windows 3.11, se estaba muy lejos del “developers, developers, developers!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *