[OT] ¡Gracias, Viejo!




“Un buen padre vale por cien maestros” (J. J. Rousseau)


Salgo de mi “letargo bloguero” no para hablar de informática, sino para, aprovechando la ocasión del Día del Padre, recordar al mío (Dios le tenga en la gloria), a quien tanto debemos mi hermano (con quien hablábamos sobre esto la semana pasada, en ocasión de su estancia en Madrid) y yo. Podría estar hablando sobre mi padre horas y horas (y aún quedaría mucho en el tintero), pero éste no es lugar más adecuado. Baste con decir que él sentó las bases para hacer de nosotros personas decentes, lo que ya de por sí es una más que ardua y muy loable tarea.


Aprovecho la ocasión para felicitar a todos los papás (y abuelos, claro 🙂 que visitan este sitio, e invitarlos a que sigan esforzándose en la hermosa labor de educar a las nuevas generaciones.