Code Contracts en dotNetManía

[1] “‘Cause rockin’ and rollin’ (and bloggin’ – OH)
Is only howlin’ at the moon…”
(“Magnum Opus”, Kansas, 1975)

[2] “You make loving (programming- OH) fun…
It’s all I wanna do!”
(“You make loving fun”, Fleetwood Mac, 1977)

Salgo de mi cueva para aullar [1] un poco, en esta ocasión para recomendar a mis lectores el artículo “Programación por Contratos. Un deseo hecho realidad“, de Miguel Katrib y Jorge Luis de Armas (dotNetManía nº 65), que resume de manera excelente (en unas 12 páginas, bastante más de lo habitual para un artículo de la revista) lo que representa y aporta la incorporación de Code Contracts a la próxima versión 4.0 de .NET Famework. El Maestro no necesita presentación alguna; de Jorge Luis (de quien tuve el honor de ser tutor de su trabajo de tesis hace ya más de una década) baste decir que, amén de excelente persona y profesional, tiene el privilegio de haber sido el primer  cubano en ganar un primer premio en una olimpiada mundial internacional de Matemáticas.

Con la adición de Code Contracts a la librería de clases de .NET (a lo que muy probablemente seguirá la adición de las correspondientes instrucciones en futuras versiones de C# y VB), Microsoft definitivamente ha cumplido un sueño de mucha gente a lo largo de mucho tiempo, y sin duda nos hará la programación mucho más amena y divertida [2] en el futuro. 


 Pop/Rock tip: Como de mi banda favorita, Kansas, y uno de mis álbumes favoritos, Leftoverture (1975), ya he hablado y seguramente volveré a hablar aquí, esta vez toca presentar (si es que el término es adecuado) a Fleetwood Mac.

Mike Fleetwood y John McVie ya se habían ganado un espacio en la historia del rock desde finales de los ’60 con temas como “Albatross“; pero en 1975 dieron un giro espectacular a su carrera e incorporaron al grupo a dos fenomenales compositores e intérpretes: Stevie Nicks (su tema “Landslide” es de los que no se olvidan) y Lindsey Buckingham. Ya desde antes formaba parte de la banda Christine McVie, esposa entonces de John. El primer álbum con esta nueva formación, “Fleetwood Mac” (1975), sentó las bases para lo que vendría después: el “Rumours” (1977), que tomó por asalto el circuito comercial y no paró hasta convertirse en el disco más vendido de todos los tiempos, récord que solo cederían años después al “Thriller” del recientemente fallecido Michael Jackson. De aquella época recuerdo cómo desfilaron por lo más alto del American Top Forty temas como “Don’t Stop“, “Dreams“, “You Make Lovin’ Fun” y “Go Your Own Way“, en un “quítate tu, pa’ ponerme yo” que no se recordaba desde la época de los Beatles. ¡Y eso que, como ocurre casi siempre, las mejores canciones del disco, que hoy son clásicos del rock (me refiero a temas como “The Chain” o “Second Hand News“) no fueron catalogadas como singles! En mi opinión, un ejemplo de éxito comercial avalado por calidad. Y un puñado de canciones que aún suenas frescas más de treinta años después. Recomendado.