Despedida como MVP

”Es de bien nacidos ser agradecidos”
(Refrán que me enseñó mi abuela Guillermina)

Este post está listo desde hace algunos días, pero decidí posponer su publicación hasta que salieran de la lista de los más leídos los posts de júbilo de mis compañeros que muy merecidamente han sido renovados por un año más o elegidos como MVP por primera vez, para no restarles protagonismo.

En mi caso, dejé de pertenecer al programa MVP el pasado 1 de enero. Y lo primero que debo dejar claro es que la decisión fue 100% correcta. He estado casi todo el año fuera de España, sin participar en las actividades de la comunidad. Por otra parte, he estado envuelto en un proyecto apasionante, aprendiendo un montón de cosas nuevas, y lo poco que podía haber hecho para haber merecido tal vez una renovación como MVP, simplemente quedó relegado a un plano secundario. Me refiero, por ejemplo, a cosas como publicar una versión actualizada a C# 4.0 del libro “C# 3.0 y LINQ”, o haber ayudado a mi buen amigo Unai en su excelente actualización del libro de Entity Framework a la versión 4.0 (que ya tengo por aquí; pienso escribir sobre él en los próximos días, tan pronto lo termine de leer). Así que, totalmente, Mea culpa.

Más allá de las florituras, el objetivo de este post es uno solo: expresar mi agradecimiento infinito a Microsoft por haberse fijado en mí por allá por 2004 y hacerme miembro del programa. La gran mayoría de las cosas buenas que han ocurrido en mi vida profesional a partir de entonces tienen que ver, de forma u otra, con esa decisión. En específico, quiero dar las gracias a los dos MVP Lead con los que tuve el honor de interactuar, Cristina González Herrero y Alberto Amescua Bernier, dos personas y profesionales “como la copa de un pino” que se desvivieron siempre a diario por transmitir nuestras quejas, opiniones y sugerencias a los equipos de producto, ponernos en contacto con las personas adecuadas dentro de esa gran empresa, y hacer otros miles de cosas más para que nuestra experiencia de MVP fuera lo más completa posible. Desde aquí les mando un fuerte abrazo, así como a todos los colegas MVP y empleados de Microsoft a los que he tenido el placer de conocer durante este hermoso viaje. Un afectuoso saludo también para los recién elegidos; me agrada sobremanera ver que el programa se rejuvenece y los “mayores” (como yo 🙂 van cediendo el protagonismo a las caras jóvenes. Se me antoja que nadie como los cubanos debemos tener clara la importancia de la alternancia y la renovación para la vitalidad de cualquier proyecto.

¡Seguimos en contacto!

NOTA: Las opiniones reflejadas en este artículo son mías propias, y no han sido revisadas ni aprobadas por la empresa en la que trabajo.


Referencia literaria: “Mea culpa” es un libro muy recomendable de uno de mis escritores favoritos, Guillermo Cabrera Infante. Nadie ha sabido captar como él el embrujo de mi Habana natal, esa Habana que persigue en los sueños a los habaneros por muchas décadas que hayan transcurrido desde que te escapaste (¿intentaste escapar?) de allí. Y ya que hablamos sobre Premios Nobel de Literatura, no se pierda el reciente discurso de aceptación del premio de otro gigante de las letras ibero-americanas, Mario Vargas Llosa, disponible aquí.

Octavio Hernandez

Desarrollador y consultor en tecnologías .NET. Microsoft C# MVP entre 2004 y 2010.

23 comentarios en “Despedida como MVP

  1. Hola Octavio, no sé si me recuerdas, fui alumno tuyo hace ya algún tiempo atrás, desde aquí desearte la mayor de las suertes y que sepas que para muchos seguirás siendo un MVP… 😉 y estoy seguro que seguirás trabajando y haciendo que llegue a muchos tus conocimientos de C#, LINQ, etc…. seguro que te seguiremos viendo y como bien dices: “seguimos en contacto” y muchas gracias por todo… por dar siempre todo lo tuyo a los demás… Thanks!!!!!!……

  2. Octavio, siento mucho lo que estás contando por aquí. No obstante, sabes como todos sabemos, que el “título” de MVP es eso, un título, y tus conocimientos son suficientes para serlo, así que aunque hayas perdido tu nombramiento “físico” emocionalmente lo sigues siendo.

    Los que te conocemos desde hace años lo sabemos y eso nos sobra.

    A ver si me escribes de vez en cuando y me cuentas que tal te va todo, y pese a todo, no dudo que en un breve espacio de tiempo, te vuelvan a nombrar MVP.

    Un fuerte abrazo y espero no perder contacto contigo, que desde que estás en el otro continente estás más perdido. 🙂

  3. Cagontó, Octavio, mi Maestro en esto del MVP (y muchas más cosas, todavía recuerdo el “Rationale” y las panzás a traducir). Cuánto lo siento, tío, pero si es para mejor (por tus nuevos desempeños), mejor, valga la rebuznancia.

    Espero que sigas bien y mis mejores deseos para ti y todos los tuyos, de corazón.

  4. Octavio gran profesional y mejor persona, desde que te fuistes a las américas ya no se sabía nada de tí. Es una lástima porque estas cosas sirven como excusa para que de tanto en tanto nos podamos ver las caras ;-).

    Se te encuentra a faltar fiera. 😉

    Suerte en todo lo que hagas.

  5. 🙁
    Siento leer eso Octavio, maestro de maestros. Ha sido un verdadero placer compartir estos años contigo, y espero verte alguna vez que otra cuando vuelvas por aquí 🙂

    Un abrazo!

    PD – Que razón tienes al decir lo de la sangre nueva, los viejos como tu y como yo tenemos que dar paso… 🙂

  6. Me vienen a la memoria algunas frases de la canción “La Rueda Mágica” de Fito Paez:

    “Recuerdo un día como hoy
    me fui de casa a tocar rock & roll
    y no vovlvi nunca más”

    “Todos ya nos fuimos de aquí
    todos ya nos fuimos de casa
    Para tocar rock & roll
    todo lo que pude sentir
    todo esta sellado en mi alma”

    Así que, vista al frente y rock & roll, ja, ja.

  7. Que puedo decir, la verdad. Para mi es una inmensa pena, en primer lugar porque el que ya no seas MVP es una merma para el programa, puesto que tu valía es incuestionable, pero tiempo hay de que vuelvas a hacer los “méritos” necesarios, hablas como una despedida y yo espero que sea un hasta luego!

    Trabajar contigo ha sido un placer, compartir obras contigo una delicia y ser tu amigo no tiene precio, aunque suene mucho a spot publicitario..

    Abrazo

    Unai

  8. Hola Octavio, te acuerdas de mi?, fui alumna tuyo hace ya algún tiempo en un master de .net, queria desearte muchisima suerte 😉 seguro que te seguiremos leyendo y muchas gracias por todo. Thanks! un abrazo!

  9. Hermano, lo mejor de todo es la satisfacción que te queda por todo lo que has hecho.
    Un honor compartir nominaciones contigo.
    Un honor, conservar la amistad.
    Abrazo!!

  10. Octavio,

    Para nosotros siempre seras MVP, y estoy seguro que cuando estes mas asentado referente a tu vida y los cambios que ha sufrido en este ultimo anio, volveras a tomar riendas de tu continua contribucion a la comunidad de C#.

    Quizas encuentres nuevos retos, como por ejemplo dejarte conocer en la comunidad de habla inglesa (no se si lo dije bien), pero tus conocimientos sobre el tema van mas alla del lenguaje, asi que no creo que eso sea un obstaculo.

    Todavia me debes el libro, asi que si me das el de la nuva version mejor aun. :))

    Un abrazo bien grande, mi hermano. Usted siempre estara entre nosotros (tu sabes a lo que me refiero).

  11. No se cuales son las reglas del juego en esta categoria de MVP,pero para tus amistades de aquel peloton 9 tu MVP es parecido al de MLB(queda para la historia).No soy dado a escribir en este espacio,pero no podia pasar por alto un comentario sobre tu vida profesional y mas aun cuando lei tu comentario inicial en honor a nuestra querida Guillermina.
    Un abrazo desde Miami del abuelito Kcho.

  12. Querido Octavio,
    Qué grande eres, madre mía !!!
    Ya lo eras desde mucho antes de 2004 y así será y lo vamos a seguir disfrutando contigo, menos mal que tengo la dicha de mantener el contacto 🙂
    Rober fue quien me avisó de tu “no-cumpleaños”, como bien expresas, no hay nada que lamentar, espero ver cumplidos todos tus sueños, que te acompañe siempre esa pasión con todo lo bueno que haces y ojalá estés pronto de regreso al programa.
    Sabes? Siguiendo tus pasos muchas veces me encuentro con alumnos tuyos, siempre hablamos de tí :)… me dejaste el listón muy alto, gracias 🙂 !!!
    Profe y mentor, querido amigo, … cubano … y mejor … sencillamente Tavito.
    Gracias por todo !!!
    Mil besos de todos en casa, te queremos.

  13. Octavio,

    Obviamente tú eres un profesional más que valioso y una persona también más que valiosa. Y no eres el único que ha dejado de serlo mereciéndolo o que mereciéndolo más que algunos, nunca lo fueron. Pero tú sabes bien que en la vida hay etapas que uan vez pasadas hay que tener el valor de dejarlas atrás y comenzar nuevas aventuras. A otra cosa y mucha suerte, amigo…

    ¡te queremos!

  14. Anonimo, anonimo, que suerte de ser anonimo… los terroristas se escudan en el anonimato, igual que los cobardes, para arremeter contra quien no tiene culpa de nada.

    Que Octavio no sea MVP es una gran perdida para el programa, si eres valiente anonimo, dejanos conocerte y saber que meritos y razones te respaldan para intentar ensuciar a este buen compañero de profesión del que tanto hemos aprendido…

  15. Octavio …
    si bien se disfruta y mucho, tu sabés que a la gente que conoce no le hace falta ver un MVP a tu lado, eres un crack y eso no se pierde ni se quita 😀
    Salu2 y suerte 😀

  16. Querido Octavio,

    Para mí ha sido un placer tenerte en el Programa MVP. Cada vez que se me va uno de mis “niños” me da mucha pena, pero pienso que nada impedirá que sigamos en contacto.

    Me alegro mucho saber que estás teniendo una estupenda trayectoria profesional y me siento muy orgullosa de pensar que nuestro trabaja haya podido contribuir en algo a dar visibilidad a excelente profesionales del mundo de la informática como tú.

    He aprendido mucho de la relación con vosotros y también tengo que agradecer al programa MVP el haberme dado el privilegio de poder conocer a personas como tú.

    Un abrazo y espero que hasta muy pronto,
    Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *