Control Parental (II de IV)

Continuamos con la siguiente parte del artículo sobre el
Control Parental en Windows Vista. Vamos a ver cómo está presente el CP en los
juegos y también en las aplicaciones, lo que permite restringir el uso del
software instalado en el ordenador. Empecemos pues.


2.3. El CP en los juegos: ¡deja de viciarte y ponte a estudiar!

Uno de los aspectos más polémicos en el uso de juegos por parte de los
jóvenes, es la edad recomendada para cada juego, así como el contenido que
incluya. Por este motivo, observaremos, como restringir determinados juegos y
establecer una clasificación para cada usuario del Control Parental. Para
entrar en estas configuraciones, tendremos que dirigirnos al panel del Control
Parental  y pulsar en la opción “Juegos”.

La primera opción, permite establecer que un usuario pueda “viciarse” a
cualquier juego, o por el contrario, no pueda disfrutar de ninguno (menos mal
que cuando era más pequeño no existían estas opciones, porque sino mis largas
tardes delante de la pantalla, en las que también jugaba, no serían posibles). Si
nos fijamos, al pulsar “no”, se bloquean automáticamente las opciones
posteriores, en las que se permite establecer una clasificación o permitir
juegos específicos; Cuando pulsamos “si”, podremos determinar los juegos y la
clasificación.

¿Qué es el PEGI?

El PEGI (European Games Information) es un sistema de
clasificación de juegos por edades, que determinar si un juego es apropiado
para una cierta edad.

Establecer clasificación de juegos.

Al ejecutar esta opción, podremos primeramente, permitir o denegar los
juegos sin clasificación, es decir, un juego que no esté en la lista PEGI.


Opciones de clasificación.

La siguiente opción, consiste en marcar una de las edades,
para que el juego que intente ejecutar el usuario cumpla estrictamente esta
clasificación. Por ejemplo si seleccionamos “7+”, los juegos que se podrán
ejecutar serán los que estén clasificados en el intervalo de tres a siete años.
Por otra parte, se nos presenta la oportunidad de bloquear por el tipo de
contenido que aparezca en el juego; De esta forma, aunque un juego cumpla la
clasificación establecida anteriormente, puede ser bloqueado si marcamos un
contenido que aparezca en el juego ¿Me explico? Perdón, por ser tan malo
explicando esto…pero la idea es la siguiente:


Es posible bloquear por contenido del
juego

Decido permitir que se ejecuten juegos clasificados para personas que tengan 18
años o más. Sin embargo, me gustaría que los juegos en los que aparece
violencia, no se ejecuten. Pues, en este caso, la restricción de contenido
tendrá más prioridad que la clasificación, por lo que el juego que cumpla lo
primero pero como contenido tenga alguno del que marcamos en la lista, no se
ejecutará. Ahora sí, creo que queda muy claro, jeje.

Bloquear o permitir
juegos específicos.

También es posible bloquear algún juego específicamente. De
esta forma, tendremos que ir a la opción “Bloquear o permitir juegos
específicos” dónde tendremos tres opciones:

– Configuración de clasificación de usuario. Marcando en esta casilla, el juego
se ejecutará o no, en función de la clasificación que esté asociada al usuario.
– Permitir siempre. Ese juego se ejecutará siempre para ese usuario.
– Bloquear siempre. Ese juego se denegará siempre para ese usuario.

 

2.4. El CP en las
aplicaciones:
¡Despídete de esos
programas!

Para llegar a esta opción, tan solo tendremos que ir a la aplicación de
Control Parental y pulsar la opción “Permitir y bloquear programas
específicos”. Con esto, podremos denegar el uso de determinadas aplicaciones al
usuario deseado. Al entrar en este apartado, visionamos dos opciones; la
primera para que se puedan utilizar todas las aplicaciones y la segunda para
restringir…pues vamos a restringir.

Como se aprecia, en la imagen superior, acabamos de  restringir el proceso “msnmsgr.exe” al
usuario “controlparental”, simplemente, desmarcando el cuadro de dicha
aplicación (anteriormente había pulsado “seleccionar todo”). Pulsamos en
aceptar y cuando el usuario del  CP intente
ejecutarla, le aparecerá este mensaje:



Simple y fácil; Así resulta la restricción de aplicaciones desde el Control
Parental. En el siguiente paso, explicaremos cómo agregar una aplicación que no
esté en la lista.

Agregar aplicación a
la lista.

Si por cualquier motivo, la aplicación a prohibir no se encuentra en la lista
de aplicaciones del sistema, siempre se nos presentará la opción de agregarla.
Si nos fijamos, en la parte de abajo aparece el texto “agregar un programa a la
lista”, pulsamos en “examinar” y buscamos el directorio en el que se encuentra
el programa.

 

Este último paso, puede resultar
útil, por ejemplo, para agregar una aplicación/ejecutable que se encuentre en
una unidad externa y que no esté instalada en la máquina.

En cualquier caso, las limitaciones que vaya apreciando el usuario del CP,
siempre se podrán solucionar cuando el “administrador” introduzca su contraseña
para permitir una determinada acción en un momento preciso.

Para la próxima ocasión, finalizaremos con el proceso de configuración del CP,
hablando de los límites de tiempo y de la utilidad incorporada en el Windows
Media Center.

 

Un comentario en “Control Parental (II de IV)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *