Desarrollar bajo Linux y no morir en el intento (I). Elegir distro y compartir particiones NTFS

No era mi intención iniciar otra serie de entradas sobre el tema de arriba, pero considero que puede resultar interesante, y es en lo que estoy ahorita mismo.

Tras terminar de actualizar nuestra placa con Windows CE, nos surge la obligación de realizar los mismos pasos con Linux, ya que varios de nuestros clientes así nos lo exigen.

No es que esté muy contento con ello, porque por experiencia propia sobrevivir bajo este sistema operativo es toda una odisea -muy a persar de lo que digan los fundamentalistas linuxeros-, principalmente porque para hacer cualquier cosa necesitas leerte diez mil documentos, trastear durante dos horas y al final, si hay suerte, te funcionará. O no.

Para mi va a ser toda una aventura, pues será la primera vez que voy a implentar un sistema embebido que no es un PC y que va a ejecutar Linux en sus tripas.

La primera decisión es qué distribución instalar. Todas las distros populares adolecen del mismo problema: cargan todos los módulos del núcleo, son lentísimas a la hora de cargarse y cuando te sales de lo políticamente correcto no hay asistente y tienes que pelearte con los miles de ficheros de texto.

Por eso he elegido una Gentoo, porque yo lo valgo, porque si uno elige Linux ha de elegir lo mejor y porque me siento cómodo con ella. Además, entro a formar parte del selecto grupo de la gentooza, y cuando me surga un problema, voy a saber dónde tocar, pues asistentes tiene pocos.

Compilar una Gentoo desde un estado 3 es casi una bagatela en un AMD64 X2 con 2 Gb de RAM, eso se come el código fuente a espuertas; tardó apenas cuatro horas a compilar el KDE completo junto al KOffice, KDevelop y KDESdk.

El primer problema surge con los formatos de partición. Mi Windows XP tiene NTFS y mi Gentoo, reiserfs. Y debo por lo menos ver las particiones NTFS desde Linux.

El Kernel 2.6.xx trae soporte de serie para montar particiones NTFS de sólo lectura (También lo trae para escribir en ellas, aunque ni borracho se me ocurriría).

Pero sería estupendo si pudiera escribir en NTFS. Por ejemplo, todo el código fuente de la placa colgaría de las mismas ramas que todo mi código fuente Windows, podría utilizar el Opera como lector de correo y news compartido con Windows (Uitiliza el mismo formato de ficheros).

Así que me lío la manta a la cabeza y… descubro ntfs-3g, un parche al kernel y paquete que permite la escritura sobre NTFS sin problemas… en un sistema x86. El autor de la herramienta dice que no puede probar sobre un sistema de 64 bits porque no tiene, pero a la gente que lo ha hecho le ha ido bien.

Efectivamente, funciona de cine, de momento tengo el Opera compartido y no he observado nada extraño.

Para instalar este soporte en una Gentoo es necesario lo primero de todo desenmascarar el paquete ntfs3g y fuse, por lo que hay que añadir estas dos líneas en /etc/portage/package.keywords:

sys-fs/ntfs3g ~amd64
sys-fs/fuse ~amd64

y luego realizar un “emerge ntfs3g”.

¿Sencillo?

Si hubiera funcionado, sí, pero no funciona.

Estos paquetes dependen de PyQt que presenta un bug que impide compilarlo con la biblioteca glib instalada por defecto y de momento no tiene solución, aunque sí rodeo.

Vamos allá. Tenemos que enmascarar la versión actual, la 3.14.1-r2. Pare ello añadimos la línea

<=dev-python/PyQt-3.14.1-r2

al fichero /etc/portage/package.mask

Pero así no podemos compilar el proyecto. Tenemos que hacernos un “portage overlay”, o sea, crearnos una rama interna del Portage, copiar el paquete y subir una versión, cambiando una serie de cosas en sus ficheros de paquetes.

Primero creamos la rama de carpetas /usr/local/portage/dev-python/PyQt y copiamos todo el contiendo de /usr/portage/dev-python/PyQt. Posteriormente copiamos el fichero PyQt-3.14.1-r2.ebuild como PyQt-3.14.1-r3.ebuild, lo editamos y quitamos la línea del parche de compatibilidad. Luego hacemos un digest sobre el propio fichero.

Pero tenemos que decirle al Portage que tenemos nuestra rama de portage personalizada. Para ello abrimos el fichero /etc/make.conf y añadimos el texto “PORTDIR_OVERLAY=/usr/local/portage” sin las comillas.

Ahora, cuando el sistema pida compilar el PyQt verá que hay una versión superor a las enmascaradas en el repositorio local, y usará ese paquete. Y cuando se actualice y se solucione e bug, como poco se presentará la versión r3 si no una superior, y entonces el sistema actualizará la nueva, a no ser que ésta presente el mismo bug y tengamos que repetir el proceso. 

¿Veis lo que quiero decir con lo de sobrevivir?

Seguimos.

Ahora sí que podemos instalar el paquete adecuado. Ya solo nos queda modificar el fstab con el nuevo sistema de ficheros

/dev/partición /punto_montaje ntfs-3g auto,user,uid=1000,rw 0 0

y actualizar el listado de módulos con update_modules. La pega es que cada vez que recompilemos el núcleo debemos regenerar dicho paquete.

Y ahora viene el publicar este post. El Opera se arma la picha un lío con los campos de edición y hace unos desbarajustes de cojones. El Konqueror no entiende el login de Geeks.ms, por lo que mientras escribo este texto en el Kate, compilo el Firefox 2.0, que también he tenido que poner en package.keywords.

Y ya es hora de publicar el post, pero antes tengo que añadir el Firefox a la lista de menús, por lo que tengo que ejecutar el “Actualizador de Menús”… ¿Van entendiendo?

Tengo que copiar el texto desde el Kate, y en el proceso se pierde el formato… con lo que tengo que volver a meter todos los párrafos y las indentaciones y, finalmente, aquí está el post.

Mañana hablaremos sobre cómo hacer funcionar las teclas multimedia… cuando estas no funcionan.
 

2 comentarios sobre “Desarrollar bajo Linux y no morir en el intento (I). Elegir distro y compartir particiones NTFS”

  1. Mmmh….no se de donde sacaste que hay que enmascarar las pyqt. En mi caso, ni siquiera las pide como dependencia. Usas kde???? quizas por eso…Yo uso gnome y xfce4, en un amd64 3000+ 1gb de ram, y no tuve la necesidad de enmascarar las pyqt. Si el ntfs3g y el fuse, pero nada mas.

    SAludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *