¿ Sabes jugar al pocker ?

Published 9/12/2008 6:15
keith-sexton-1 He leído varios comentarios, sobre la importancia del valor del equipo en los departamentos de desarrollo. En el ámbito de las empresas que conozco, normalmente el equipo viene conformado de antemano, a veces porque la empresa cuenta ya con personal, otras porque el proceso de selección se lo encargan a una empresa externa que lo unico que tiene es un perfil predeterminado, son muchos los factores impiden seleccionar al equipo mas adecuado.

Por otro lado, te puedes encontrar que alguna de las personas del grupo no cumple las expectativas esperadas. Llegados a este punto, muchos piensan "Si un desarrollador en un momento determinado no cumple las expectativas lo mejor es deshacerse de el lo antes posible", en este caso, la empresa tendrá un alto precio que pagar ya que normalmente habrá invertido en formación y recursos para mejorar la calidad de su personal y debe buscar a alguien capaz de asumir el trabajo. En el mundo en que nos movemos, si la empresa utiliza tecnologías de última generación o el conocimiento de los procesos internos es complejo, esto se puede convertir en algo sumamente complicado, además de asumir el coste de echar al empleado, debemos formar de nuevo a otra persona e introducirla en el ámbito laboral. Normalmente esta tarea no se realiza en periodos cortos de tiempo y corremos el riesgo de volver a encontrarnos con alguien que no cumple nuestras expectativas y vuelta a empezar....

Comparo algunos equipos de desarrollo con una partida de pocker por la singularidad de sus miembros, en este caso los jefes de proyecto aspiran a recibir una escalera real. 

Muchos son los motivos que hacen que una persona no desarrolle su trabajo de forma eficaz, cuando indagas un poco, descubres que algunos tienen problemas familiares,otros se consideran mal pagados y no estan dispuestos a esforzarse mas, en otros casos sus jefes no
Pocker1

saben delegar y se limitan a darles el trabajo basura... Podríamos escribir las causas utilizando los doce tomos de la biblia y nos quedaríamos cortos.

Creo que los responsables de un equipo cuentan con recursos para mejorar esta situación. Una palmadita en la espalda de vez en cuando, mostrar cierto interés hacia la persona, puede hacer que esta se sienta completamente motivada y valorada en su entorno. Ponernos de vez en cuando en el lugar de los demás es algo que debemos intentar para comprender mejor a las personas.

Como responsables de un equipo de trabajo, nuestro cometido pasa por conocer bien a las personas, debemos hacer de psicólogos para entender su comportamiento. Un responsable de equipo en cualquier ámbito debe ser capaz de escuchar, comunicar, delegar, incentivar, transmitir, compartir, enseñar, bromear, irse a tomar unas cervezas o a cenar de vez en cuando con su equipo..... , etc, etc. Después de leer esta frase, alguno en mi oficina se estará descojonando de la risa..... "capaz de escuchar,  motivar.... jajajajajaja....", también es importante asumir nuestros errores, limitaciones y debilidades para tratar de corregirlas, al fin y al cabo, nadie es perfecto.

Existen muchas técnicas para mejorar la relación en un equipo de trabajo, recuerdo tres en especial que me llamaron mucho la atención, la primera era algo así: "Tenemos un grupo de 5 personas, cuatro de las cuales realizan el trabajo de una forma correcta pero el quinto no hace mas que darnos problemas", el proceso de mejora consistía en aplicar dos reglas, primero explicar detalladamente al equipo las ventajas de realizar su trabajo de una forma determinada y la dependencia que tenían los unos de los otros para realizar su cometido y segundo, poner al mas problemático a cargo del equipo. Habitualmente se detectaba que este, cuando comprendía que su trabajo afectaba a los demás y asumía su nuevo Rol se convertía en la persona que mas aportaba cambiando su actitud de rechazo hacia el equipo.

La segunda es bastante conocida y esta basada en la rotación, de vez en cuando los roles del equipo se invertían, un operario pasaba a ser jefe de equipo y al contrario...

La tercera técnica la vi en el programa "el encantador de perros", que pasaba por introducir a un perro inadaptado en una manada estable, al cabo de una semana este abandonaba su actitud y pasaba a formar parte de la manada, haciendo lo mismo que los demás cuando otro perro en su misma situación llegaba. Desde luego contar con un buen equipo que camina en una única dirección hará que cualquier persona que se integre en el, se adapte mas fácilmente a sus reglas. Desgraciadamente algunos animales son mas inteligentes que los hombres.

El trabajo en equipo es una aptitud, independiente del nivel profesional que se pueda tener. Lo malo es que desde pequeños nos han educado a ser individualistas. Cuando vamos al colegio o a la universidad lo único que pensamos es en aprobar, muy pocos acuden con el único fin de aprender, tan solo es un proceso de selección que si pasamos, nos permitirá acceder a una vida mejor. Frases como "tienes que ser mejor que los demás o similares..." son las enseñanzas de la sociedad actual. Los trabajos en equipo desde el colegio, bachillerato pasando por la universidad brillan por su ausencia y claro, cuando nos incorporamos al mercado laboral desconocemos como trabajar con mas personas. Aprender algo basado en todo lo contrario a lo que nos han enseñado desde pequeños es muy complicado, y no seremos capaces de hacerlo si no tenemos plena confianza en el valor de las personas. Muchos responsables no creen en esto, porque jamás se lo han enseñado, así que lo tendrán muy difícil para conformar un buen equipo de trabajo.

Por otro lado, algunos de los genios mas grandes de la historia han ofrecido al mundo sus avances desde la soledad de su trabajo, he conocido personas brillantes que se adaptan muy mal a las reglas del trabajo en equipo o les resulta muy difícil relacionarse con los demás, estas logran su máxima capacidad productiva cuando no tienen reglas que acatar. Detectar a estas personas y dotarlas de capacidad de independencia puede llegar a ser una mejor práctica que obligarla a acatar todas las reglas de un equipo.

La mayoría de la gente no sabe trabajar en equipo simplemente porque nadie les a enseñado la forma de hacerlo, explicar el porque de las cosas, escuchar a todos los componentes, ayudarles y motivarles será el primer paso para transmitir las ventajas del trabajo en equipo. He descubierto a lo largo de mi experiencia, que conocer a las personas nos aporta una visión única, que nos permitirá corregir y mejorar determinados comportamientos, si optamos por la vía mas fácil cuando detectamos problemas, habremos fracasado en nuestro cometido, un jugador de pocker juega con las cartas que recibe.Los buenos jugadores de pocker no basan su juego en las cartas. Los buenos jugadores de pocker analizan la mesa, cada gesto, cada mirada, estudian sus probabilidades e intentan conocer al contrario, aunque contar con buenas cartas hace que sus probabilidades de ganar sean mayores.

Para los buenos jugadores de pocker, las cartas serán un factor importante, pero no determinante.

No puedo resistir dejaros esta foto, que nadie se lo tome a mal....

20080129poker-electoral

Pd. Recuerdo de la última partida, jejejeje..., gane...... lo siento Francisco, Victor, Garris,  jajajajajajaja......

Archivado en:
Comparte este post:

Comentarios

# Miguel LLopis said on Tuesday, December 9, 2008 8:30 AM

Muy buen dicho, Juan. Totalmente de acuerdo contigo.

No hay mejor equipo de trabajo que aquél en que el rendimiento colectivo es superior a la suma de los rendimientos individuales de todos sus miembros. Ese rendimiento extra es el que debe derivarse de la motivación y coordinación que un jefe de equipo sea capaz de transmitir.

Saludos,

Miguel

# null said on Tuesday, December 9, 2008 9:20 AM

Hola.

El artículo es pa'descojonarse ... muy bueno.

Considera que hay jefes de equipo que son unos inútiles totales (vamos "no saben hacer la o con un canuto"), además muy celosos de su puesto ("huelen a cuerno quemado por todos los lados") y por último aprovechan la máxima de "lo bueno de trabajar en equipo es echar la culpa a los demás".

Estos son capaces de estropear un buenísimo equipo en cuestión de un par de meses, comprobado en mis propias carnes.

Sobre el tratar la oveja negra, lo mejor es aislarla donde no infecte/joda a los demás.

Saludos.

# Eduardo Obregón said on Tuesday, December 9, 2008 1:18 PM

A pesar de que el post me gusta, no estoy de acuerdo con el contenido, es como me gusta llamarlo, "figura de marmol" bonita de aspecto pero muy fria en el interior.

Un dia le pregunté a un jefe que es lo más importante en esta empresa y él con dos copas de más me dijo "que los trabajadores creais en ella", y esa frase de las 4 de la mañana tenía toda la razón el trabajo debe ser como una religión, el trabajador debe creer en lo que hace y en quien le dirije pensando que juntos van a un destino mejor, un jefe se puede ganar el respeto de dos formas, mediante el respeto profesional o mediante el respeto personal, yo confio ciegamente en el modelo de los HOPLITAS, por favor reviselo el q no lo conozca.

# Juan Irigoyen said on Tuesday, December 9, 2008 7:37 PM

@Miguel, gracias por tus comentarios.

@null, en todos los trabajos podemos encontrarnos con jefes inútiles y compañeros inadaptados, intentar ir un poco más allá mejorando la relación y el conocimiento de las personas nos puede permitir al menos mejorar la situación. Siempre estaremos a tiempo de deshacernos de la oveja negra, el problema es que quizás no es tan negra como parece…

Agradezco tus comentarios.

@Eduardo, he leído un poco sobre los Hoplitas, pero no he encontrado ninguna referencia a su modelo de trabajo, no sé si te refieres a que los hoplitas eran soldados solidarios en los que la obediencia se basaba esencialmente en el consenso y la disciplina, si es así, estoy de acuerdo, aunque llegar a esto pasa necesariamente por entender a las personas con las que trabajas.

Creo que, para confiar en la empresa primero debes confiar en tu equipo de trabajo y en las personas que la conforman, una cosa no puede darse sin la otra, la creación de un entorno adecuado y de un equipo disciplinado pasa necesariamente por valorar, motivar y entender a las personas. La valoración de un Jefe, ya sea a través del respeto profesional, personal o ambos, no es lo único necesario para crear un grupo de trabajo óptimo, en un equipo de trabajo todos deben ser valorados y respetados.

Saludos.

# Quique said on Tuesday, December 9, 2008 7:37 PM

Estoy deacuerdo con Edu al 100%, aunque me parece bien la comparación creo que no estoy deacuerdo con la misma. El resultado de un jugador de poker es ganar el de un equipo de desarrollo es que gane el equipo, osea, el proyecto; aunque quizas pensandolo un poco mejor sea ese el fondo de la cuestion...

Juan, por mucho que digas un jugador de poker con malas cartas hace 3 cosas, arriesgarse (puede perder mucho o ganar mucho ahí entra los ... de cada uno), descartarse (sin temblarle la mano aunque le pese aunque le cueste mas o menos se quita las cartas que el considera malas su vision es la de ganar) o retirarse y no jugar esa mano (una retirada a tiempo es una victoria).

# Juan Irigoyen said on Tuesday, December 9, 2008 7:53 PM

@Quique, quizás la comparación puede dar lugar a confusiones, lo que trato de decir es que, al contrario que un jugador de pocker los responsables de un grupo de trabajo si pueden cambiar las cartas, a través del entendimiento de las personas, la motivación y valor del equipo.