Otra vuelta de tuerca a las estafas “nigerianas”

El otro día estuve revisando la carpeta de correo no deseado en una cuenta de correo electrónico. Una mezcla de estupor y repugnancia se apoderó de mí al ojear una peculiar variante del timo “nigeriano” clásico. Parece ser que lo del desconocido gestor financiero o alto cargo del gobierno de un país lejano ya no funciona tan bien como al principio, así que, ¿qué mejor forma de llamar la atención que un sátrapa que ocupa la atención de todos los noticiarios desde hace varios meses?

La versión más típica de timo nigeriano consiste en un supuesto alto cargo de un país lejano, normalmente de África, que ofrece un trato ventajoso en relación con los bienes de un presunto millonario perseguido por la justicia, hecho preso, incapacitado, fallecido o simplemente muy generoso. Estos bienes por lo general han permanecido olvidados en un banco durante un largo periodo de tiempo sin que nadie los haya reclamado. El objetivo del engaño, conocido en el mundo anglosajón como “advance-fee fraud”, es convencer al afectado de que solo podrá conseguir la suma acordada si accede a efectuar diversos pagos en concepto de trámites, sobornos a funcionarios, etc. Al final, la víctima no recibe siquiera una mínima porción de lo prometido y el timador termina embolsándose una cuantía nada despreciable procedente de varios perjudicados.

Si confiamos en las cabeceras, el mensaje en cuestión se remitió desde una IP nigeriana a través de un servicio coreano de correo web. Sin embargo, el dominio de la dirección que consta como remitente pertenece a la Universidad Mazandaraní de Ciencias Médicas de la ciudad de Sari, provincia de Mazandarán, al norte de Irán en la costa meridional del mar Caspio. Esta desconcertante mezcolanza se completa con la supuesta identidad de la persona que solicita la colaboración.

Reply-To: <muammargaddafi12@hotmail.com>
From: “MR.GADDAFI”<Contact@mazums.ac.ir>
Subject: HELLO !!!
Return-Path: Contact@mazums.ac.ir

Greeting.

I am Gaddafi from Libya, pls don’t be upset with this letter from me. I sincerely need your help now very urgent. I have 78 million pounds with a firm in London. England, I want this fund to be moved to you for better safe keeping, I promised you 20% out of the total fund as soon as you are able to help me safe the money from the hands of my peoples. And also invest the fund in big business in your country as well.
Take a look at the following link:

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2030012/Libyan-rebels-break-Gaddafis-secret-underground-tunnels.html

Kindly get back to me urgently. I want the fund to be moved before the week runs out.

Best regard
Mr. Gaddafi.
E-mail:muammargaddafi12@hotmail.com

Estoy como le dijo el árbol al leñador según Ned Flanders: “¡Perplejito!”. El décimo doctor (David Tennant) de la serie británica Doctor Who habría exclamado un sonoro “WHAT????”. Los amigos de lo ajeno juegan con la controversia sobre la ubicación y el montante de las riquezas de Gadafi y su familia, considerando la delicada situación de Libia cuya resolución todavía no se ve próxima. Resulta muy sospechoso que la dirección de contacto pertenezca a Hotmail, ¿verdad?

Ahí va una traducción aproximada en la que he intentado reproducir más o menos las incoherencias gramaticales:

Saludos.

Soy Gaddafi, desde Libia, por favor no se moleste con esta carta mía. Necesito de veras su ayuda con gran urgencia. Tengo 78 millones de libras en una empresa de Londres, Inglaterra. Deseo transferirle estos fondos para mantenerlos a buen recaudo, le prometí un 20% del total tan pronto como usted sea capaz de ayudarme a mantener a salvo el dinero de las manos de mi gente. Y también invertir los fondos en grandes negocios de su país. Eche un vistazo al siguiente enlace:

http://www.dailymail.co.uk/news/article-2030012/Libyan-rebels-break-Gaddafis-secret-underground-tunnels.html

Sea amable de responderme lo antes posible. Quiero que el dinero se transfiera antes de que acabe la semana.

Mis mejores deseos.
Mr. Gaddafi.

Tiene su “gracia” que los receptores potenciales del mensaje sean ciudadanos de países occidentales, ahora tan enemistados con el régimen libio, y que los presuntos fondos estén guardados en el Reino Unido (recuérdese el gravísimo atentado de Lockerbie en 1988, del que se responsabilizó a autoridades libias). En fin, si ustedes se encuentran algo similar a esto en sus cuentas de correo no hagan ni caso. De lo contrario podrían perder buena parte de sus ahorros o ver suplantada su identidad de alguna forma. Mucha precaución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *