La historia del nacimiento de AJAX, contada por uno de sus protagonistas

El proyecto más interesante que abordó Alex Hopmann durante su etapa en Microsoft, fue sin duda la creación de XMLHTTP, (AJAX para los amigos), que más tarde (muy poco después) fue adoptada por Google en varias aplicaciones y llegaría a formar parte de todas las plataformas y aplicaciones web importantes.

Cuenta Alex que “Al poco de llegar a la empresa, Thomas Riardon un día me arrastró por el pasillo para presentarme a un tipo llamado Jean Paoli que acababa de unirse a la compañía. Jean estaba trabajando en esta nueva cosa llamada XML que algunas personas sospechaban que sería muy grande en el futuro (por alguna razón poco clara en ese momento). Esto me llevó a involucrarme con algunos equipos de Microsoft que estaban trabajando en el estándar WebDAV y a hice un gran esfuerzo para mover WebDAV y usar XML como modelo para la comunicación de datos. Poco después me uní al equipo de Exchange que estaba implementando Exchange 2000 para dirigir el desarrollo de los servidores WebDAV de Microsoft (que se utilizaron en IIS normal en el sistema de archivos DAVFS y también en el intercambio de datos en DAVEX).

Había dos implementaciones iniciales de estos modelos, una basada en servir las páginas web planas tan eficientemente como fuera posible con HTML puro, y otra que empezó a jugar con la interfaz de usuario nueva que se podría construir con DHTML. El paso siguiente fue llamar a Shawn Bracewell, uno de los desarrolladores del equipo de Outlook Web Access para que se hiciera cargo de la idea. Al ser un tipo inteligente, rápidamente tiró todo mi código y lo volvió a escribir de una manera más sólida, con soporte asíncrono, manejo de errores y mucho más.

La historia es algo más larga, así que al que le interese, puede terminarla en mi sitio web: http://elavefenix.net

 

Sobre jQuery 2.0, ventajas e implicaciones

Como sabrá el lector, la última versión de jQuery (2.0) ya está disponible, y supone un salto cualitativo, -y lo de cualitativo es intencionado-, en cuanto a la cantidad de novedades que aporta. Con el nivel de implantación creciente de esta librería, me ha parecido oportuno comentar aquí algunos aspectos interesantes que tienen que ver, no solo con el desarrollo, sino con su puesta en producción.

En el primer apartado, creo que lo más destacable es que tendremos que evaluar cuidadosamente si queremos prescindir del soporte de IE6, IE7 e IE8 que implica esta versión. Quizá la primera no es tan importante, pero -especialmente la tercera- puede hacernos reflexionar, porque supone que dejaremos atrás Windows XP, y este tipo de decisiones es algo que debiera formar parte fundamental del ciclo de desarrollo (lo que se llamaba análisis, antes de los “sabios modernos” dijeran que estaba obsoleto (no cito nombres).

Pero hay más: esta decisión puede incluso afectar a las versiones posteriores de IE si se ejecutan en modo compatibilidad (Quirks Mode). Como es sabido, esto puede evitarse mediante la llamada “Definición de Compatibilidad de Documento”, que Microsoft explica en detalle en su artículo del mismo nombre, y que en la práctica se reduce a usar la etiqueta <meta http-equiv="X-UA-Compatible"> que previene este comportamiento y garantiza que cualquier versión de IE intentará utilizar el modo estándar hasta donde le sea posible hacerlo (más o menos).

Hay más aspectos y enlaces relacionados, así que para no alargarme más os remito al artículo completo publicado en mi sitio: http://elavefenix.net

MVP por 11º año consecutivo (esta vez, en Internet Explorer)

He estado más de 10 años en el programa MVP vinculado a .NET Framework y al lenguaje C#. Ahora, debido a un giro en mi actividad, -mucho más centrada en las tecnologías Web y los estándares, como HTML5, CSS3 y JavaScript-, debo seguir agradeciendo a Microsoft este reconocimiento, que me permita seguir optando a información de primera mano sobre las tecnologías que me interesan y poder así escribir y anticiparme a los movimientos de la industria.

Sigo pensando que Visual Studio es -con mucho- la mejor herramienta de desarrollo que existe y que, a pesar de algunos cambios de aspecto que no agradan a todos, sigue siendo nuestra herramienta. Cualquier desarrollador que no sea un fanático anti-Microsoft lo reconoce así, y yo sigo comprobándolo todos los días y espero que siga siendo así, y que el soporte que ofrece de los nuevos estándares no siga sino creciendo en potencia, flexibilidad y capacidad productiva.

Solo espero que IE siga creciendo y adoptando el estándar como lo ha hecho en la versión 10, y espero que IE11 nos ofrezca a todos muchas sorpresas agradables.

Un saludo a todos