¿El tamaño importa?

Con el lanzamiento publico en próximas fechas del SP1 de
Windows Vista y la llegada al mercado de Windows Server 2008 van a llegar
muchas novedades como ya hemos estado viendo en posts anteriores (Windows Vista SP1 [Parte 1] [Parte 2])

Una de estas novedades que beneficiara a la gran mayoría de
usuarios es la aparición de un nuevo
formato de ficheros
para nuestros dispositivos USB, el exFAT. Este formato
viene a suplir las carencias de FAT32 en lo que respecta al tamaño máximo de
los ficheros almacenados y a evitar la sobrecarga de datos que acompañan al
NTFS.

 

Conocida es la limitación de FAT32 para albergar ficheros de
más de 232 bytes (4 Gigabytes), algo que limita enormemente la
posibilidad de transportar ficheros multimedia de alta calidad o imágenes
virtuales en nuestros dispositivos, pero mediante
exFAT podremos almacenar ficheros de hasta 264 bytes (16 Exabytes)

lo que nos asegura un margen de maniobra enorme.

Y ya que hablamos de tamaño… En FAT32, por limitaciones
técnicas, se restringió el tamaño máximo de los dispositivos a 32 GB, pero en
exFAT esto se ha aumentado, permitiendo elegir entre NTFS o exFAT para
formatear nuestros dispositivos de más de 32 GB.

Con tanto espacio seguramente queramos meter muchos
ficheros… ¿Qué ocurría antes cuando creábamos ficheros que tenían un nombre de
más de 8 caracteres? Pues que FAT32 nos los convertía a algo parecido a
INFORM~1.I64. Esto es conocido como un nombre 8.3 (8 caracteres de nombre y 3
de extensión) y podía llegar a ser una limitación cuando intentábamos crear o
copiar ficheros en un mismo directorio. Es por eso que en exFAT ya no tenemos
los nombres 8.3 y se eliminan del panorama, permitiendo llegar a más de 1000 ficheros en un solo directorio.

Este formato nuevo, pensado principalmente para dispositivos
de almacenamiento portables, proporciona dos nuevas características que seguro
interesaran a los desarrolladores. Una de ellas es el soporte para TFAT (Transaction-safe FAT) que proporciona
confiabilidad y seguridad en las operaciones de escritura/lectura en el
dispositivo. Otra de ellas es la flexibilidad
para permitir a OEMs añadir parámetros personalizados al formato
, añadiendo
así valor a los ficheros creados bajo este sistema de archivos.

 

Es con todo esto que el formato exFAT, soportado desde la
versión 6.0 de Windows Embbeded CE (para sistemas embebidos), viene a cubrir
una carencia en cuanto a tamaño apenas apreciable por los usuarios normales en
la actualidad pero que en un futuro no muy lejano sí que supondrá una seria limitación.

Un comentario en “¿El tamaño importa?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *