Control Parental (I de IV)


Aquí comienza la serie de cuatro publicaciones sobre una de las funcionalidades
que incorpora Windows Vista: El Control Parental. Analizaremos el concepto, el
funcionamiento, la aplicación práctica, la configuración y el control de
informes. Comencemos explicando en qué consiste,  para que no queden dudas.

1. Introducción: Empezando a caminar.

1.1. Descripción.

¿Alguna vez has tenido la necesidad de controlar lo que hace “tu pequeño” cuando
está en el ordenador? En un principio, esta utilidad está dirigida a padres que
deseen tener una determinada seguridad, por ejemplo, en lo que se refiere a los
riesgos de visión de contenidos no deseados para un niño; Sin embargo, la
potencia y la gran cantidad de opciones del Control Parental, determina que
también podremos emplearlo para otro tipo de usuario (más mayor) al que
deseemos limitar en ciertos aspectos. Con una configuración sencilla, tendremos
la posibilidad de aplicarle a un usuario (podremos crear un perfil de
configuración para cada usuario) restricciones de uso.

1.2. ¿Qué se puede controlar?

El Control Parental nos da la posibilidad de restringir
distintas opciones que ayudan a mantener un control sobre el usuario al que se
lo apliquemos:

– Establecer un límite de tiempo para el uso del equipo.
– Evitar el uso de determinados juegos.
– Determinar las páginas web bloqueadas para un usuario.
– Limitar el uso de aplicaciones del sistema.
– Llevar a cabo control de informes.
– Restringir la visión de ciertos contenidos en Windows Media Center (Si bien,
esta no es una función nativa del Control Parental de Windows Vista, sino del
WMC).

Todos estos controles, los trataremos de manera detallada, en los próximos puntos
del artículo, donde comprobaremos lo sencillo que puede llegar a ser.

1.3. Activando el Control Parental.

Antes de activar el Control Parental, debemos de
asegurarnos, de que nuestra cuenta con permisos de administrador, así como las
otras cuentas de administradores, deben tener contraseña, pues, de lo
contrario, cualquier persona podrá desactivar/modificar el Control Parental,
añadiendo más riesgos que este “descuido” puede generar. Es conveniente,
además, crear un usuario estándar, sobre el que aplicaremos el control.

Activar el CP es muy fácil; Si acabamos de crear la cuenta, al final del
proceso ya se nos abre la ventana para activarlo. En caso de que, la cuenta ya
esté creada, tendremos que dirigirnos a Inicio – Panel de Control – Control
Parental y elegir el usuario deseado.


Al terminar el proceso de creación de
usuario ya podremos activar el Control Parental.

2. Configuración: Las primeras palabras.

2.2. Configurando el Control Parental: Introducción.

Una vez que lo tenemos activado, vamos a llevar a cabo el
proceso de configuración. Con la intención de que este proceso sea lo más fácil
posible, las distintas opciones están agrupadas; Vamos a detallar, a
continuación, la función de cada grupo.

2.2. El CP en la Web: ¡El porno no es
para tí!

Con esta primera opción, podremos restringir los sitios Web que un determinado
usuario pueda visitar, así como impedir la descarga de archivos.

El bloqueo de páginas, se puede hacer de forma manual o automática; De esta
forma disponemos de la opción de agregar direcciones permitidas o prohibidas,
accediendo a la opción “Editar la lista de permitidos y bloqueados”. También
podemos determinar, que solo se emplee esa lista de permitidos generada por
nosotros, pulsando la pestaña “Permitir solo los sitios web que están en la
lista de permitidos”.


Introduciendo direcciones, podremos
bloquear o permitir  sitios webs.

Si probamos a introducir una de las direcciones bloqueadas, nos saldrá este
mensaje en el navegador:

Si deseamos que sea el CP el que se encargue de distinguir lo
que debe de permitir de lo que no, utilizaremos el bloqueo de contenido
automático.

Existen
cuatro niveles de bloqueo automático

Alto

Bloquear todo tipo de contenidos excepto los
apropiados para niños (8-12 años) además de poder acceder a la lista de
sitios permitidos.

Medio

Los sitios se filtran en función de las categorías
de contenido web. Es posible visitar muchas páginas, pero no se mostrará el
contenido no deseado.

Ninguno

No se bloquea automáticamente ningún contenido web.
No se mostraran los sitios que aparezcan en la lista de sitios bloqueados.

Personalizado

Nos permite seleccionar las distintas categorías.

En la última opción, personalizado, disponemos de las siguientes categorías
para filtrar por contenido:
Pornografía: En el sitio web existe
material que puede alimentar los deseos sexuales.
Contenido para adultos: Información
puramente sexual; algo parecido al primer filtro.
Educación sexual: Contenidos que
tratan de explicar la ciencia de la sexología, así como, todo tipo de información
relacionada con esta.
Lenguaje cargado de odio: Sitio web
con frases racistas, insultos, etc.

Uso de explosivos.
Lugares dónde se ayuda a la construcción de artefactos, uso de armas y otras
herramientas que puedan causar daños físicos a otras personas.
Armas. Webs en las que se venden o
analizan armas u objetos peligrosos.
Drogas. El contenido promueve,
explica o describe el uso de drogas, métodos de cultivo, fármacos, substancias
químicas, etc.
Alcohol. Páginas en las que se
incita al alcohol, la embriaguez…
Tabaco. Para sitios webs dónde se
vende o publicita tabaco.
Apuestas. Sitios que contengan
apuestas, juegos de azar o información sobre apuestas.
Contenido no clasificable. Los
restantes contenidos que no están clasificados por el filtro web.

Para finalizar esta primera parte, vamos a explicar la última opción del Filtro
Web de Windows Vista: Bloquear las descargas de archivos; Para implementar este
bloqueo, tendremos que dirigirnos, dentro del Control Parental, al Filtro Web
de Windows Vista. Aquí, marcaremos la casilla “Bloquear las descargas de
archivos”. Cuando este usuario, intente realizar alguna descarga saldrá el
mensaje:


Pues bien, hasta aquí he llegado. Para la próxima publicación, continuaremos
analizando las opciones del Control Parental.

Un saludo!

 

4 comentarios en “Control Parental (I de IV)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *