Cómo sacar provecho a nuestras aplicaciones móviles

No serán pocas las veces que me leeréis alabando las tiendas de aplicaciones, pero no me gusta llamarlas así ya que la mayor parte de ellas son gratuitas. Estas tiendas las puso de moda después de ver triunfar la AppStore de iPhone.

Pero realmente este concepto viene de bastante antes: de los repositorios de software que hay en las distribuciones Linux y realmente Apple fue capaz de hacer de ello un auténtico negocio. Y, tan solo, por una única razón: la gente está dispuesta a pagar por las cosas, pero tienes que ponérselo delante de las narices.

A día de hoy todo aquel que no tenga tienda de aplicaciones no es nadie.

Son muchas las tiendas de aplicaciones que hay actualmente:

Son pocas las tiendas que hay para escritorio, quizás la más destacable podría ser la tienda de videojuegos Steam. Hay algunas testimoniales como Windows Marketplace e incluso directorio de plugins de Firefox.

En Web estamos a punto de comenzar el boom de las aplicaciones en Internet, la próxima llegada de HTML5 supondrá una gran revolución. Si además sumamos la aparición de la Google Web Store, Google Apps Marketplace y Facebook, tenemos ya diferentes puntos de distribución de nuestras aplicaciones.

En los móviles el tema es más peliagudo, si cabe, ya que tenemos varias plataformas: iOS, Android, Windows Phone, Symbian, Blackberry, etc. y cada una tiene su propia forma de distribución. A mayores, por si el número de plataformas no fuese bajo, las operadoras, como Vodafone, también se quieren unir al carro y presentan sus tiendas de aplicaciones multiplataforma, pero solo compatibles con su operador, por lo que estamos en las mismas.

Lo que debemos pensar es en como conseguir hacer rentables nuestras aplicaciones, el otro día leía una cita muy buena que decía algo así:

Steam acaba con la piratearía desde el momento que hace que compre lo que no quería comprar.

Pero nosotros nos queríamos centrar en las tiendas móviles y buscar consejos que puedan ayudarnos a la hora de monetizar nuestro esfuerzo.

1. Busca una única utilidad

En las aplicaciones móviles no se busca un todo en uno, busca la necesidad que deseas cubrir y preocúpate de ser el mejor.

2. Como mínimo traducida al inglés

Debido a la globalización de estas tiendas es imprescindible tener tu aplicación en inglés, si es en varios idiomas mejor. Pero inglés imprescindible.

3. Si es de pago, ten versión “lite”

Una buena estrategia para las versiones de pago es tener una versión lite con publicidad, tanto externa como un enlace a la versión de pago sin publicidad. Será una buena forma de que prueben tu aplicación antes de comprarla, recuerda que somos los mejores en nuestra necesidad ;-).

4. Preocúpate de lo que quieren los usuarios

Una de las cosas que tienen estas tiendas es la retroalimentación que supone el sistema de valoración y comentarios. Te ayudará a saber que quieren tus usuarios para poder llegar a más de ellos, además de que ellos mismos la recomendarán.

5. Búscate un grupo de beta testers

El principio es lo peor. La mejor estrategia es buscar un grupo de amigos que te prueben la aplicación y te vayan sumando descargas en la tienda en cuestión, eso finalmente te dará mayor credibilidad.

A medida que vayamos entrando en el tema iré contando algún truco más.

Entrada original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *